CIUDAD MCY.- El Gobierno de la Republica Bolivariana de Venezuela, a través de un comunicado, rechazó las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, (EE.UU.) al Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa).

Asi lo indicó el Vicepresidente Sectorial de Economía , Tareck El Aissami, mediante su cuenta en la red social Instagram.

Asimismo el presidente de Conviasa, Ramón Velásquez Araguayan, por la misma vía, reseñó que las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro de EE.UU., contra la línea aérea, afectan a más de 500 mil venezolanos que anualmente se trasladan por vía aérea hacia las 28 conexiones nacionales que hoy tiene el consorcio.

Además de impededir el intercambio cultural y comercial entre las naciones que forman parte del itinerario internacional de la línea aérea.

A continuación, texto íntegro del comunicado:

La República Bolivariana de Venezuela rechaza enérgicamente la nueva arremetida del Gobierno de los Estados Unidos y su maquinaria imperial en contra del pueblo venezolano, sus instituciones democráticas y sus empresas estatales, específicamente, la ilegal y arbitraria medida dictada por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos el día de hoy, en contra nuestra línea aérea nacional Conviasa. Esta inaceptable y grosera agresión pretende golpear una empresa venezolana que presta un servicio público tanto para el pueblo venezolano y otros pueblos del mundo.

Con esta nueva medida coercitiva unilateral, extraterritorial y violatoria del Derecho Internacional y de los Tratados Internacionales que norman el Transporte Aéreo, la administración Trump da un paso más en su escalada de agresiones contra el pueblo venezolano. Más allá de las operaciones comerciales de la empresa, esta oprobiosa medida pretende afectar las políticas humanitarias que adelanta el Gobierno Bolivariano de Venezuela: el Plan Vuelta a la Patria, dirigido al retorno de migrantes venezolanos que se encuentran en situación de vulnerabilidad a lo largo de la región, y la Misión Milagro, programa médico destinado al traslado de pacientes para realizar las respectivas consultas, operaciones oftalmológicas y controles de su tratamiento.

Estas medidas buscan asfixiar al pueblo venezolano, restringiendo su derecho a la movilidad nacional e internacional y poniendo en riesgo la seguridad aeronáutica de todo el país. No obstante, el Gobierno Bolivariano, los trabajadores y las trabajadoras, tripulaciones, y el personal administrativo Conviasa, ratifican su voluntad inquebrantable de seguir sirviendo al pueblo venezolano y a los demás pueblos del mundo. A bordo de las aeronaves hoy agredidas por el imperio más devastador que haya conocido la humanidad, Venezuela afianzará su compromiso de paz y solidaridad en la construcción de un mundo más humano.

Caracas, 07 de febrero de 2020

Información PRENSA VICEPRESIDENCIA