El presidente del órgano legislativo, convocó nuevamente a los diputados a sesionar este lunes | FOTO TELESUR

CIUDAD MCY.- Una tensa situación atraviesa el Ejecutivo y el poder legislativo de El Salvador luego de que el presidente de esa nación centroamericana, Nayib Bukele, solicitará a la Asamblea la discusión y aprobación de 190 millones de dólares para la implementación del Plan Control Territorial.

Bukele, quien obligó a la Asamblea a sesionar este domingo, instaló la plenaria, pero con una baja asistencia de los representantes de los partidos que integran este poder, mientras que, las afueras de este recinto se encuentran militarizadas.

Ante este hecho, Mario Ponce, presidente del órgano legislativo, convocó nuevamente a los diputados para este lunes al solo asistir 28 diputados de los 43 necesarios para calificar el quórum en la sesión.

Luego de que la Asamblea aprobara con 63 votos un informe que declara improcedente la convocatoria del Consejo de Ministros, al considerar que no hay condiciones materiales que la justifiquen y acrediten el interés de la República, el mandatario dijo que haría uso del artículo 87 de la Constitución, que reconoce el derecho a una “insurrección popular”.

Sin embargo, Bukele insiste en la aprobación de este plan, razón por la cual, convocó a la ciudadanía salvadoreña a una concentración, para de esta manera ejercer presión en los diputados.

La petición de Bukele ha sido criticada por los sectores políticos de El Salvador, que a su juicio, constituye una grave violación a la independencia de los órganos del Estado.

Información AVN