CIUDAD MCY.- El presidente de Irán, Hassan Rouhani, estimó superada la peor etapa del país que ha enfrentado este año medidas coercitivas estadounidenses, desastres y el asesinato del general Qassem Soleimani.

“Todo indica que nuestros problemas son menores ahora, pues pese a que se endurecieron las condiciones, los índices sociales, de seguridad y económicos muestran que superamos la presión máxima de Estados Unidos. Creen que pueden obligarnos a negociar con máxima presión, pero nunca iremos al diálogo con debilidad o humillados”, señaló.

El jefe de Estado dijo que, al comparar cifras, se observa por primera vez en la historia de Irán que la nación no depende de la industria petrolera. “Eso se ve en el aumento de los servicios de agua, energía, salud, educación, energía, producción agrícola, turismo, empresas de conocimiento y minería, todos relativamente aceptables”, subrayó.

Sobre el tema de la seguridad regional, Rouhani refirió que sin Irán es imposible la presencia de paz y estabilidad en Medio Oriente. “Siempre anhelamos seguridad y el asesinado general Soleimani fue uno de los paladines en la búsqueda de esa posibilidad en el golfo Pérsico y Medio Oriente”», aseguró.

Información Prensa Latina