La imposición se debió a las transacciones de venta y transporte que la petrolera rusa hizo con petróleo venezolano FOTO SPUTNIK

>El enviado especial de EEUU presionaría al Gobierno español y a la firma petrolera Repsol para que cambien las actividades de la compañía en el país sudamericano

CIUDAD MCY.- La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, anunció este martes las sanciones contra la compañía petrolera rusa Rosneft Trading, por comerciar y transportar crudo venezolano y al presidente de la junta directiva Didier Casimiro.

Desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia expresaron su rechazo a la ampliación de medidas coercitivas por parte de EEUU a entidades rusas.

“Nuestra postura respecto a sanciones es bien conocida, Rusia rechaza de manera categórica restricciones unilaterales con que EEUU, que busca alcanzar la hegemonía global, intenta doblegar al mundo a su voluntad”, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso.

Sin embargo, manifestaron que las sanciones “no han influido y no podrán influir en la política rusa en asuntos internacionales, entre ellos la interacción con las autoridades legítimas de Venezuela, Siria, Irán y cualquier otro país”.

Explican que estas medidas de Washington “socava cada vez más el libre comercio mundial por el que los estadounidenses abogan tanto y aumenta las tensiones a nivel internacional”.

El secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, indicó que la empresa suiza Rosneft Trading y el presidente de su Junta Directiva están sujetos a un régimen de sanciones por negociar “la venta y el transporte de petróleo venezolano”.

Además, el Departamento del Tesoro de EEUU ha dado 90 días de plazo para que las compañías suspendan los negocios que están realizando con esta firma rusa.

Los altos funcionarios del Gobierno estadounidense acusaron a Rosneft Trading de proporcionar la mayor parte de los recursos financieros del Gobierno venezolano al mantener relaciones comerciales con Caracas, y advirtieron a otras corporaciones energéticas de la aplicación de medidas similares si colaboran con el Ejecutivo del presidente del país caribeño, Nicolás Maduro.

Continúan las agresiones contra Venezuela

El enviado especial de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams, expresó que su gobierno aplicará próximamente más sanciones contra Caracas.

Asimismo, acotó que el Ejecutivo estadounidense sostiene conversaciones con funcionarios españoles y de la forma petrolera Repsol, para que el consorcio ibérico modifique su vínculo comercial con Venezuela.

Asimismo, recomendó a la India y a China, mayores compradores del petróleo venezolano prescindir de la adquisición del mismo pues se tendrán en cuenta y se informará sobre la política estadounidense respecto de las exportaciones del crudo.

Elliot Abrams señaló que “todos los que participen en transacciones con Rosneft podrían estar sujetos a sanciones”.

HISPANTV │TELESUR │ RT