El magistrado Luis Guillermo Pérez señaló que Merlano hizo acusaciones muy serias que deben ser investigadas | FOTO NODAL

**Además de revelar que el presidente colombiano compró votos, la ex senadora lo acusa de ordenar su asesinato para impedir que ella divulgara las pruebas.

CIUDAD MCY.- El magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Colombia, Luis Guillermo Pérez, solicitó a la subsecretaria de la institución, Lena Hoyos González, someter a investigaciones las declaraciones que hizo la excongresista Aída Merlano sobre una compra de votos que se habría hecho para favorecer al entonces candidato y actual presidente, Iván Duque.

Guillermo Pérez presentó formalmente el oficio el pasado 18 de febrero, donde aludió que las declaraciones de la excongresista Merlano desde Caracas, en una entrevista con la Revista Semana, deben ser estudiadas. “Durante el diálogo se registraron una serie de aspectos fácticos que se enmarcan en las competencias atribuidas al CNE”, agregó.

Asimismo, el magistrado registró en su oficio que Merlano hizo acusaciones muy serias que deben ser investigadas, añadiendo fragmentos de los testimonios de la excongresista colombiana, los cuales indican que Julio Gerlein y la familia Char habrían comprado votos en la Costa Atlántica para favorecer a Duque.

PRÁCTICA DE LA OLIGARQUÍA COLOMBIANA

El pasado 17 de febrero, la excongresista Merlano, quien está detenida en Venezuela, ofreció una entrevista donde confiesa el entramado de corrupción que existe en Colombia en el cual la compra de votos y hasta amenazas a líderes son habituales para las campañas presidenciales, parlamentarias, departamentales y municipales.

“Julio Gerlein y la familia Char compraron votos para elegir a Duque (…) Los Char dirigieron ante todos los políticos tradicionales de la costa la compra de votos para que se eligieran presidentes de la República (…) Todos compraron votos para elegir a Duque”, denunció Merlano.

Además de revelar que el presidente colombiano llegó al Palacio de Nariño por medio de la compra de votos, Merlano lo acusa de ordenar su asesinato para que no divulgara las pruebas que posee y las cuales, según ella misma, no pudo presentar ante tribunales colombianos por falta de garantías.

“Sé que el señor Duque una vez supo el día 15 de octubre del lugar en el que ellos pensaban asesinarme y enterrarme en una fosa común, al día siguiente, en horas de la mañana y a primera hora salió el anuncio del aumento de la recompensa a 200 millones de pesos”, aseveró la excongresista.

Información TELESUR | NODAL