La firma del documento llega una semana después que los talibanes, representantes de Washington y Kabul se comprometieron a la “reducción de la violencia” FOTO VTV

CIUDAD MCY.- Ayer sábado, el gobierno de Estados Unidos (EEUU) y el grupo afgano talibán firmaron histórico acuerdo destinado a poner fin a la guerra en Afganistán, después de casi dos años de las negociaciones extendidas.

De esta forma, el pacto fue firmado por el representante especial de EEUU para la paz, Zalmay Khalilzad, y el líder talibán mulá Abdul Ghani Baradar.

Al encuentro asistieron diplomáticos del Medio Oriente, EE.UU, India, Pakistán y otros estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el Hotel Sheraton en Doha, capital de Catar.

También participó el secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, mientras que el secretario de Defensa Mark Esper emitió una declaración conjunta con el gobierno de Afganistán en Kabul.

La firma del documento llega una semana después que los talibanes, representantes de Washington y Kabul se comprometieron a la “reducción de la violencia”, medida que se ha mantenido.

De acuerdo con el tratado, EE.UU. comenzará a retirar miles de tropas a cambio de los compromisos de los talibanes para evitar que Afganistán sea una plataforma de lanzamiento para los ataques terroristas.

RETIRO DE FUERZAS INTERNACIONALES

Además, contempla una reducción inicial de las tropas estadounidenses en un plazo de cuatro meses con el objetivo del retiro final de las fuerzas internacionales en 14 meses, establece el texto.

“La República Islámica de Afganistán, Estados Unidos y la coalición internacional han concluido que los actuales niveles de fuerzas militares ya no son necesarios para lograr los objetivos de seguridad”, indicó el documento.

EEUU debe reducir su fuerza militar a 8 mil 600 efectivos en un plazo de 135 días a partir del anuncio de la declaración conjunta.

“Estados Unidos y la coalición internacional completarán la retirada de las fuerzas restantes de Afganistán en un plazo de 14 meses y retirarán a todas sus fuerzas de las bases restantes, bajo condición de que los talibanes cumplan con los compromisos adquiridos en el acuerdo”, dijo.

Washington “reafirma su compromiso de perseguir una financiación anual para el entrenamiento, equipación y mantenimiento de las fuerzas de seguridad afganas, para que Afganistán pueda defenderse, de manera independiente, de amenazas internas y externas”.

VTV