“El informe del MIT que ratifica la victoria electoral de Evo en las elecciones, es una muestra más de que el Ministerio de las Colonias (OEA) –la Organización de Estados Americanos– atenta contra la voluntad de los pueblos libres del continente”, escribió el presidente Maduro FOTO ARHIVO

CIUDAD MCY.- El presidente Nicolás Maduro ratificó su solidaridad y apoyo hacia el exmandatario de Bolivia, Evo Morales, tras conocerse el documento del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que reveló que el líder indígena ganó los comicios de octubre de 2019 sin fraude alguno.

“El informe del MIT que ratifica la victoria electoral de Evo en las elecciones, es una muestra más de que el Ministerio de las Colonias (OEA) -la Organización de Estados Americanos- atenta contra la voluntad de los pueblos libres del continente. Toda nuestra solidaridad con el jefe indio del Sur. ¡Viva Evo!”, expresó el presidente Maduro en Twitter.

Los investigadores, pertenecientes al Laboratorio de Ciencias y Datos Electorales del MIT, revelaron este sábado que Morales ganó los comicios de octubre anterior sin falsificación.

Es de señalar que los investigadores –según el diario.es– “»han estudiado la tendencia del escrutinio antes y después de que se interrumpiera el conteo rápido al 84%, punto en el que los opositores a Morales denunciaron el inicio del supuesto fraude, que luego ratificó la OEA”.

Los investigadores del MIT aseguran que “es altamente probable que Morales superase el margen de 10 puntos porcentuales sin cometer fraude en los comicios presidenciales, el análisis estadístico y las conclusiones de la OEA parecen profundamente defectuosos”.

Al conocerse los resultados comiciales definitivos que dieron la victoria a Morales el año pasado, sectores ultraderechistas denunciaron, sin argumentos sólidos, un supuesto fraude electoral que fue apoyado por la OEA sin evidenciar irregularidad alguna dentro del Tribunal Supremo Electoral.

“El fraude en las elecciones es por supuesto un problema grave, pero confiar en criterios no verificados como prueba es una seria amenaza para cualquier democracia”, recalca el MIT en su informe.

AVN