CIUDAD MCY.- El expresidente de Bolivia, Evo Morales, está preocupado. Teme que, si gana su partido en las elecciones generales del próximo mayo, la oposición, con el apoyo de Estados Unidos, cometerá un fraude electoral o aun peor, un nuevo golpe de Estado.

El Movimiento al Socialismo (MAS), partido del expresidente de Bolivia Evo Morales, sigue encabezando las encuestas para las elecciones generales del 3 de mayo.

Morales, que en 2019 dejó el poder presionado por las Fuerzas Armadas, está preocupado por otro golpe de Estado en caso de que su movimiento político gane los comicios.

Morales, se vio obligado en 2019 a convocar a unas elecciones anticipadas, debido a las acusaciones de la oposición boliviana de haberse reelegido por tercera vez gracias a un fraude electoral. Acusaciones que poco a poco están perdiendo credibilidad, por el informe que publicó el diario estadounidense The Washington Post en el que se indica que no hubo fraude en los comicios de octubre en Bolivia.

Morales, refugiado en Argentina, tuvo la intención de postularse como senador para las elecciones del próximo mayo. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, sin embargo, lo impidió.

Información HISPANTV