CIUDAD MCY.- El Gobierno de Francia refuerza desde este martes las medidas preventivas, al cumplir la segunda semana de cuarentena para frenar la propagación del coronavirus Covid-19, responsable de casi 20 mil contagios y 860 decesos en ese país.

El primer ministro, Edouard Philippe, anunció la noche del lunes el endurecimiento del confinamiento, lo cual incluye el permiso para asistir al médico sólo en casos de emergencia o por cita de un galeno, cita Prensa Latina.

Asimismo, la realización de actividades físicas quedó limitada a un kilómetro del lugar de residencia, sin acompañante, una sola vez al día y hasta una hora, mientras los mercados al aire libre fueron prohibidos, salvo casos autorizados por alcaldes, de no existir a escala local otra manera de acceder a los alimentos y artículos de aseo.

Philippe descartó la aplicación de un toque de queda nacional, aunque algunas ciudades como Niza, Montpelier y Perpignan lo aplican desde el fin de semana con el visto bueno del Gobierno.

Hasta el domingo pasado, las autoridades habían contabilizado alrededor de 100 mil infracciones de la cuarentena, comportamiento que conduce a multas y pudiera llevar a la cárcel a los reincidentes, a partir del estado de urgencia sanitaria respaldado por la Asamblea Nacional, que otorga al Ejecutivo poderes excepcionales mientras dure la crisis.

El presidente, Emmanuel Macron; Philippe, el ministro de Salud, Olivier Véran; y otros dirigentes y funcionarios insisten en el llamado a los franceses a no salir de casa, e instan a las personas que trabajan en puestos vitales para la economía a mantenerse en los mismos, siempre tomando las medidas de distanciamiento social.

Para el Gobierno francés, las prioridades son proteger del nuevo coronavirus a los sectores más vulnerables de la población, en particular los adultos mayores, y evitar que el sistema de salud colapse frente al aumento de los casos graves de Covid-19, que en la actualidad suman 2.082.

Mientras tanto, las autoridades enfrentan críticas de profesionales de la salud por la falta de máscaras de protección en hospitales, reclamo que el ministro Véran aseguró la víspera se trata de satisfacer a partir de un incremento en la producción doméstica y de las importaciones.

Información AVN