CIUDAD MCY.- Ante la nueva arremetida de la gerencia de Estados Unidos (EEUU), argumentada en acusaciones falsas contra funcionarios del Estado venezolano, que intentan minimizar las acciones del presidente Nicolás Maduro en la lucha contra el Covid-19 en el país, el gobernador del estado Aragua, Rodolfo Marco Torres, ratificó su lealtad al Primer Mandatario nacional y a la Revolución Bolivariana.

“Ante el inminente colapso de los EEUU, pretenden desviar la atención hacia este pueblo que no se arrodilla al imperialismo. Somos hijos de Chávez y junto a nuestro presidente Nicolás Maduro, estamos en batalla permanente… ¡Leales siempre, traidores nunca!”, dijo el mandatario regional.

Vale recordar que este jueves, el Gobierno de Donald Trump volvió a atacar al pueblo de Venezuela y sus instituciones democráticas, utilizando una nueva modalidad de golpe de Estado sobre la base de acusaciones miserables, vulgares e infundadas que intentan minimizar el alto reconocimiento que posee Venezuela en la lucha contra el narcotráfico.

En este sentido, el imperio norteamericano, a través del Departamento de Estado, ofreció recompensas por información “que conduzca al arresto y o condena”, de los líderes de la Revolución Bolivariana, entre ellos el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros; el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello y el vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami, entre otros.

De esta forma, el gobierno de Estados Unidos, demuestra el desespero de la élite supremacista de Washington a causa de la paz que reina en Venezuela, cuyas autoridades han logrado neutralizar los actos de desestabilización orquestados y financiados desde la Casa Blanca.