CIUDAD MCY.- El embajador de Cuba en China, Carlos Miguel Pereira, denunció este miércoles que el bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos (EEUU) impide a la empresa Alibaba llevar hasta la isla un donativo para combatir el Covid-19.

De acuerdo con el diplomático, reseñado por Prensa Latina, la firma norteamericana contratada para transportar hacia la nación caribeña un lote de mascarillas y combos de diagnóstico declinó a última hora su encomienda bajo el argumento de las regulaciones del cerco hostil.

«El noble, descomunal y encomiable esfuerzo del fundador de Alibaba y de la Fundación Jack Ma, que había logrado llegar a más de medio centenar de países en todo el mundo, no pudo tocar suelo cubano, sin importar cuán necesarios podían ser esos recursos en apoyo a la batalla que libra la isla antillana asediada y bloqueada», acotó.

Pereira expresó a nombre de su Gobierno agradecimiento profundo al empresario chino por la donación y las gestiones en marcha para que llegue a su destino final.

«De nuevo, el injusto, arbitrario e ilegal bloqueo que todo lo trastoca. Las cosas para Cuba siempre serán más difíciles, por eso cada logro, cada pequeño paso de avance, se convierte en un colosal triunfo contra los demonios», concluyó en un artículo de opinión.

El 22 de marzo, Jack Ma anunció en la red social Twitter el envío de dos millones de máscaras, 400.000 reactivos de diagnóstico y 104 ventiladores para 24 países de América Latina y el Caribe, incluido Cuba, para respaldar el enfrentamiento a la pandemia del Covid-19.

«Un solo mundo, una sola lucha», escribió, al añadir que transportarían con prontitud la carga hacia la Mayor de las Antillas, Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, República Dominicana y Perú, entre otros estados de la región.

Aparte de América Latina y El Caribe, Jack Ma y la Fundación Alibaba prepararon donaciones similares para naciones de Asia, África, Europa y Estados Unidos.

Frente a la propagación internacional del Covid-19, muchas voces urgen a Washington levantar sus medidas unilaterales impuestas a Cuba, Venezuela e Irán para garantizarles el acceso a ayuda humanitaria y los productos que necesitan sus respectivos pueblos.

Sin embargo, la Casa Blanca ignora los llamados e incluso amenaza con el endurecimiento de su política coercitiva contra dichas naciones.

En el caso de Cuba, la administración del presidente Donald Trump recrudeció en los últimos tiempos el cerco de casi 60 años con fuertes limitaciones a las remesas familiares, restricciones al contacto pueblo a pueblo y un creciente acoso a las compañías extrajeras con negocios en la isla.

Información AVN