La periodista pagó ocho millones de pesos (2 mil 800 dólares) al exfuncionario

*** La manipulación, denunciada en un reportaje de Telesur, pretendía imponer falsas matrices sobre la supuesta tortura de presos políticos

CIUDAD MCY.- Claudia Cano, periodista del medio audiovisual colombiano Canal 1, pagó 8 millones de pesos al exfuncionario del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), Edgar Sevilla, para montar la falsa matriz de supuestas torturas contra activistas políticos presos, como parte de la campaña de difamación internacional contra el país suramericano.

De acuerdo con un reportaje divulgado por Telesur este martes, el antiguo efectivo del órgano de inteligencia también debía afirmar que el dirigente socialista Diosdado Cabello y el actual director del Sebin, Gustavo González López, estaban vinculados al llamado Cartel de los Soles.

Para cumplir con esos objetivos, Cano y Sevilla sostuvieron contactos por teléfono y un encuentro en la panadería Café Las Delicias de Bogotá, capital colombiana, que quedó en un material audiovisual.

De acuerdo con ese registro, el exfuncionario expresó preocupación por “decir mentiras” sobre la realidad de Venezuela, a lo que la reportera respondió: “No, no, no, no es decir mentiras. Es, a ver, para que la noticia tenga énfasis y sea más interesante hay que ponerle picante, porque no vamos a ir a contar una cosa como tan plana. Hay que ponerle picante y altos y bajos en la noticia”.

INFAME MANIPULACIÓN

Cano también conminó a Sevilla a asumir esta tarea como una forma de ayudar a sus “hermanos venezolanos”, basada en la idea de supuesta huida de ellos por razones humanitarias. El hombre accede a esa petición, aunque reconoce que él llegó a Colombia en buenas condiciones para establecerse.

“Obviamente, para que impacte tienes que hacer énfasis en todo lo malo del sistema… Del gobierno, no me puedes decir en la nota: ‘Mira, pero esto sí lo hace bien’. No, porque entonces estamos (haciendo) énfasis en lo que está haciendo malo el gobierno”, le recordó Cano.

“Yo lo voy hacer por la necesidad que tengo del billete”, respondió Sevilla, quien repasó con la periodista los puntos sobre los que mentiría: la supuesta tortura de presos políticos, las vinculaciones de Cabello y González López con el Sebin y el entorno el presidente de la República, Nicolás Maduro.

En la entrevista también debía hablarse de “la represión a estudiantes, quemados prácticamente y que han sido atacados por los cuerpos policiales… Eso es lo que me tienes que contestar tú, no es lo que tú pienses”, le instruyó Cano.

Tras pactar los puntos de la entrevista que pautaron, acordaron la forma de pago: 4 millones de pesos cuando se diera la grabación con el venezolano, en la avenida Jiménez con carrera séptima de Bogotá, y el resto luego que fuera transmitida la pieza televisiva.

Información AVN