CIUDAD MCY.- El ministro ruso de Energía, Alexander Novak, sostuvo que de ninguna forma las compañías rusas se disponen a congelar o paralizar las labores en los pozos petroleros de la nación, tras el acuerdo alcanzado con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Indicó que tal acción “puede llevar a perder la capacidad de funcionamiento” de los pozos, luego que el país euroasiático logró cerrar un acuerdo con otras naciones productoras de petróleo y la OPEP para reducir 10 millones de barriles de crudo por la crisis sanitaria global causado por Covid-19.

El pacto de la coalición OPEP+ busca reimpulsar y fortalecer el mercado económicos y de hidrocarburos global, impactado por el nuevo coronavirus que ya afecta a 97 % de las naciones con más de un millón 600 mil contagios y más de 104 mil decesos.

El acuerdo, alcanzado tras la novena reunión extraordinaria del grupo, contempla la reducción de 10 millones de barriles diarios durante los meses de abril y mayo.

En cambio entre junio y diciembre se estima que la cifra sea de ocho millones. Para el año 2021 pretenden que el recorte sea de seis millones, reseñó Prensa Latina.

Información AVN