CIUDAD MCY.- El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil denunció este lunes al actual mandatario, Jair Bolsonaro, así como al exministro de Justicia, Sergio Moro, por prevaricato, concusión y corrupción.

De acuerdo con un despacho de Prensa Latina, la denuncia se presentó ante el Supremo Federal de Brasil, luego de que el exministro de Justicia – quien renunció la semana pasada – denunciara «injerencia política» en asuntos judiciales por parte Bolsonaro y acusarlo de estar interesado en informes de inteligencia de la Policía Federal que apuntan a su familia.

Con estas denuncias, refiere el PT, se quedó «al desnudo» varios delitos, que fueron refutados por el mandatario brasileño en rueda de prensa.

Durante la conferencia – tras la renuncia de Moro -, Bolsonaro señaló que el exministro condicionó un cambio en el mando de la Policía Federal por una nominación en Supremo Federal de Brasil.

«Más de una vez el Sr. Sérgio Moro me dijo: Puedes cambiar a Valeixo sí, pero en noviembre, después de que me nomines al Tribunal Supremo», expresó Bolsonaro al tiempo que manifestó que – como jefe de Estado – «no necesita pedir permiso para cambiar a nadie», cita Prensa Latina.

Moro – conocido por ser juez que sentenció al expresidente Luiz Ignacio Lula Da Silva a más de 12 años de prisión por la operación LavaJato, sin pruebas; renunció el pasado 24 de abril, luego de que se destituyera al director general de la Policía Federal, Maurício Valeixo, un hombre de confianza designado por Moro para el cargo.

Recientemente, la cadena de televisión brasileña TV Globo mostró evidencia sobre las acusaciones de Moro contra Bolsonaro, que incluyen unos mensajes de texto que demuestran cómo el mandatario intentó presionar a la justicia del país.

En uno de los diálogos mostrados por Moro en un programa de la cadena de televisión, el contacto que el exministro tiene grabado como Presidente envía un enlace a un artículo sobre una investigación realizada por la Policía Federal contra diputados bolsonaristas, acompañado de la frase «otra razón para cambiarlo», posiblemente refiriéndose al despido del director policial Valeixo.

Anteriormente, las controvertidas acusaciones hechas por Sergio Moro llevaron al fiscal general de Brasil, Augusto Aras, a solicitar al Tribunal Federal Supremo que abriera una causa para investigar el comportamiento del presidente Bolsonaro y los posibles crímenes que pudo haber cometido.

Información AVN