CIUDAD MCY.- El líder indígena de Bolivia, Evo Morales, denunció que continúa la persecución política a dirigentes sociales por parte del gobierno de facto en su país, en medio de la pandemia del Covid-19.

«Cortaron bancos y combustible al Trópico causando daños económicos y sociales, y, ahora, mediante una Fiscalía sometida al gobierno de facto, se ataca al dirigente de productores de coca, Leonardo Loza, para distraer la atención en el pésimo manejo de la pandemia», escribió en su cuenta en Twitter, reseñado por Prensa Latina.

El líder indígena se refirió al corte de combustible y cierre de bancos decidido por el gobierno transitorio la semana pasada y a las amenazas del Ministerio de Gobierno a líderes de esa zona, en particular a Loza.

Estos hechos tuvieron lugar luego que las federaciones del Trópico entregaran de forma gratuita frutas a familias vulnerables de varias regiones bolivianas en el contexto de la cuarentena total por la pandemia de la Covid-19 y tras la expulsión de policías que entraron a la zona sin cumplir protocolos de sanidad.

Información AVN