**El informe asegura que la mejor forma de minimizar el impacto económico que tendrá la pandemia en los países de la región, es generando estrategias de solución en conjunto.

CIUDAD MCY.- La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, siglas en inglés) entregó este lunes a México, presidente pro tempore de Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), un informe donde refleja que la pandemia causada por la Covid-19 repercutirá en un incremento del hambre y la pobreza en los países de América Latina y el Caribe.

El representante regional de la FAO, Julio Berdegue, explicó que «es clave que los gobiernos declaren la alimentación y la agricultura como actividades estratégicas de interés público nacional, con apoyo de todos los órganos del Estado y de la población. Es esencial mantener vivo el sistema alimentario para que la crisis sanitaria no se transforme en una crisis alimentaria».

El informe destaca que la mejor alternativa que pueden encontrar los países de la región para hacer frente a la Covid-19 y lograr su erradicación, es superar las fronteras físicas e ideológicas entre las naciones para generar estrategias de solución en conjunto. «Ningún país de América Latina y el Caribe está solo en la lucha contra la Covid-19 por el simple hecho de que forma parte de Celac», aseguró el canciller de México, Marcelo Ebrard.

Por su parte, el coordinador nacional de México ante la Celac, Efraín Guadarrama Pérez, afirmó que «México, en sus esfuerzos para renovar a la Celac como único mecanismo de concertación que integra exclusivamente a los países de América Latina y el Caribe, buscó generar esta importante alianza con la FAO para dar herramientas a los estados miembro con el objetivo de que reduzcan los efectos de la pandemia en la seguridad alimentaria».

El documento sugiere al organismo regional darle un nuevo impulso a su Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Plan SAN-Celac), ajustándolo a los nuevos escenarios en los que también resulta vital fortalecer acuerdos políticos para impulsar el comercio de alimentos entre los países de la región.

La FAO asegura que América Latina y el Caribe, y los mercados internacionales tienen reservas de alimentos suficientes para abastecer a sus habitantes en los próximos meses, sin embargo, es necesario garantizar el pleno acceso a ellos en las actuales condiciones de aislamiento, especialmente para quienes han perdido su fuente de ingresos.

En el texto se recomienda, a su vez, reforzar los programas de apoyo nutricional para las madres en edad fértil y los niños menores de cinco años de edad, así como asegurar la alimentación escolar, expandir los programas de protección social y promover hábitos de consumo saludable. Esto trae consigo un aseguramiento en la infraestructura que permita facilitar el transporte, además del acceso económico a insumos productivos y a las maquinarias.

Para la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es importante que los países desarrollen políticas comerciales y fiscales que mantengan abierto el comercio mundial, para evitar alteraciones en los precios domésticos o reducciones en la oferta de alimentos. Por ello, insta a las naciones a definir lo antes posible estrategias a implementar una vez se rebase la pandemia, que permitan retomar la senda de crecimiento sostenible e inclusivo.

El Gobierno de México, según el comunicado difundido este martes por la Secretaría de Relaciones Exteriores, reitera «su compromiso con la cooperación internacional, en particular con la FAO, para hacer frente a los estragos de la pandemia de manera regional».

Información TELESUR