CIUDAD MCY.- Trabajadores de Estados Unidos (EEUU) temen que la medida de despidos temporales por el coronavirus sea permanente, debido a la contracción económica que ha ocasionado el brote en el país.

Ante este panorama, muchos de los trabajadores que han sido despedidos, en medio de la pandemia, llegan a la conclusión de que podrían no volver a sus puestos en un corto plazo. Algunas compañías grandes no tendrán los clientes suficientes para justificar recontrataciones. Y es probable que algunos negocios pequeños ni siquiera sobrevivan pese a la ayuda económica proporcionada por el Gobierno Federal, reseñan medios internacionales.

A finales de marzo, Britney Ruby Miller, copropietaria de una pequeña cadena de restaurantes especializados en carne, aseguró que una vez que la pandemia del coronavirus haya sido controlada, su compañía planeaba recontratar a todos los empleados que tuvo que despedir. Ahora, Miller se conformaría con recuperar para finales de año a tres cuartas partes de los cerca de 600 trabajadores que debió dejar ir.

«Estoy siendo realista», indicó. «Recuperar a 75% de nuestro personal sería increíble», enfatizó la empresaria.

Este viernes el gobierno publicó un informe de empleos durante el mes de abril, en el cual una cifra récord de 20,5 millones de personas perdieron su empleo: Una mayoría considerable de los desempleados, cerca de 80%, consideraron que sus despedidos son de manera temporal.

Ese podría ser el caso para algunos. El Gobierno Federal podría distribuir muchos más apoyos económicos para personas y pequeños negocios; y un aumento de pruebas para el Covid-19, sin mencionar una eventual vacuna o un tratamiento efectivo, daría a los estadounidenses mayor confianza para regresar a los restaurantes, tiendas, aeropuertos y salas de cine que solían frecuentar. Eso, en cambio, permitiría a las compañías recontratar a los empleados que despidieron.

Aun así, el Congreso se mantiene evidentemente dividido respecto a proporcionar ayuda económica adicional, una situación que ha llevado a algunos republicanos a manifestar su preocupación sobre la creciente deuda federal.

El principal asesor económico del presidente Donald Trump, Larry Kudlow, señaló el domingo, para el programa «This Week» de un medio estadounidense, que «muchas personas preferirían simplemente hacer una pausa momentáneamente» para evaluar el impacto del paquete de ayuda económica del gobierno de dos billones de dólares, aprobado a finales de marzo.

El 30 de abril al menos 3,8 millones de trabajadores presentaron solicitudes de ayuda por desempleo, aumentando así a 30 millones el número de personas que han sido despedidas por efectos de la pandemia del Covid-19, reseñó el The New York Times (NYT).

Información AVN