Las autoridades francesas disminuyeron la cantidad de muertos en las islas San Martín y San Bartolomé de ocho a cuatro

** El último balance permite contabilizar siete muertos en las islas del Caribe en accidentes relacionados con las malas condiciones climatológicas por el huracán Irma

CIUDAD MCY.- El huracán Irma, uno de los más poderosos que ha pisado las islas del Caribe, ha dejado a su paso un rastro de víctimas. Hasta el momento, las autoridades caribeñas han reportado siete muertos, pero advierten que el número podría aumentar debido a la cantidad de heridos graves.

Este jueves fallecieron tres personas en Puerto Rico en accidentes relacionados con las condiciones climatológicas por el paso del huracán Irma por la isla.

En horas de la tarde de este miércoles, un hombre murió en el hospital, luego de sufrir un accidente mientras conducía.

En San Martín las primeras víctimas del fenómeno natural se registraron este jueves. El primer ministro francés, Edouard Philippe, informó que el ciclón dejó a su paso por las Antillas Francesas cuatro muertos y no ocho como lo habían anunciado anteriormente.

Medio centenar de personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad y una se encuentra entre la vida y la muerte, informó el primer ministro.

Por otra parte, el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, informó la devastación que reina en la isla de Barbuda tras el paso de Irma.

Irma sembró la “destrucción total” en la isla caribeña y causó daños estimados en unos 150 millones de dólares, dijo Browne al servicio Antigua Broadcasting Service.

“Hay mucha destrucción, más del 90% de todas las estructuras. La isla de Barbuda casi no es apta para la vida. La recuperación llevará años”, subrayó.

Asimismo, el jefe del Gobierno explicó que la ausencia de comunicación con la isla durante el paso del huracán se debió a la caída de la torre televisiva.

Igualmente, Defensa Civil de Cuba decretó el máximo nivel preventivo en toda la mitad oriental y central del la isla en donde 700 mil personas fueron evacuadas, ante la llegada de Irma.

La fase de «alarma» es la tercera de las cuatro etapas que declaran en Cuba ante los eventos ciclónicos y se activa 24 horas antes de su llegada.

El segundo jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil, el coronel Luis Ángel Macareño, explicó que cuando se decreta la fase de alarma «nadie puede transitar por las calles y la población debe permanecer en lugares seguros cumpliendo con las medidas de protección».

Información TELESUR