CIUDAD MCY.- La pandemia del Covid-19 en Estados Unidos no está bajo control, advirtió Rick Bright, representante de la agencia responsable de vacunas e investigación biomédica en la Cámara de Representantes, indica este viernes el diario mexicano La Jornada.

El periódico inserta un reporte de su corresponsal en Nueva York, David Brooks, quien alerta que el manejo político de la pandemia por el gobierno de Donald Trump tiene altos costos en el ámbito económico y de la salud, cita Prensa Latina.

Brooks reporta que hay más evidencia de que se pudo evitar que Estados Unidos fuera el epicentro mundial de contagio y que una reapertura del país como quiere Trump, antes de tener bajo control la pandemia, implicará aún más sufrimiento y muerte.

Rick Bright, quien recientemente fue reasignado como consecuencia de su crítica a propuestas médicas de Trump, alertó que Estados Unidos enfrenta «el invierno más oscuro de su historia moderna» porque la epidemia no está controlada, señala Brooks.

Bright argumentó que si desde un inicio el gobierno hubiera actuado sobre las recomendaciones de los expertos, incluyéndolo a él, se hubieran salvado muchas vidas. «Ciencia, y no el politiqueo o el amiguísimo, debe encabezar el camino para combatir a este virus fatal», dijo el experto, según el periodista de La Jornada.

La Jornada señala que a principios de esta semana, el doctor Anthony Fauci, el experto oficial de mayor perfil del equipo que está coordinado la respuesta de la Casa Blanca a la pandemia, advirtió que había un grave peligro en suspender las medidas de prevención de manera prematura ya que aún se está propagando el virus, y eso tendría «consecuencias serias».

Brooks señaló que sindicatos nacionales de maestros, trabajadores en aviación y movimientos sociales de los más vulnerables están llamando a frenar cualquier reapertura hasta que los científicos y expertos médicos en Estados Unidos -y no los políticos- den luz verde.

El mandatario republicano viajó este jueves a un centro de distribución de mascarillas médicas N95 en Pennsylvania, donde dio un discurso elogiando la respuesta de su gobierno ante trabajadores y su propia comitiva usando mascarillas, menos él.

En Estados Unidos representa la mayor cantidad de casos en el mundo (1.458241), con 86.942 decesos y 318.027 recuperados.

AVN