CIUDAD MCY.- El Gobierno de Colombia y la prensa de la oligarquía bogotana recurrieron una vez más al engaño mediático, ante la abrumadora evidencia de su participación en la derrotada incursión mercenaria y terrorista en las costas de Venezuela, con lo cual tratan de ocultar y desviar la atención de su grave responsabilidad en los recientes ataques contra la República Bolivariana.

“Al quedar en franca evidencia el apoyo, amparo y financiamiento de Iván Duque a la operación mercenaria contra Venezuela, en Colombia vuelven con el sempiterno cuento. Vieja táctica distractiva: un disco rayado, falso e inútil”, confirmó el Canciller venezolano, Jorge Arreaza, al refutar un artículo de la “prensa” colombiana.

El referido trabajo periodístico apunta a una supuesta “protección” de un exguerrillero neogranadino en Venezuela, cuya fuente es un “asesor” de Juan Guaidó, que el Estado colombiano ha reconocido como su “presidente”.

No obstante, la nota es altamente curiosa, pues hasta el título empleado y la reseña en el sitio web del periódico dan cuenta de la falta de veracidad que sus propios redactores le atribuyen: “Aparece foto de Santrich supuestamente en Venezuela”. Y publican la versión del “asesor”, cuidándose en establecer que es precisamente eso: que es su versión.

Hay que destacar que en el pasado reciente, el propio Mandatario colombiano quedó en ridículo en las Naciones Unidas al presentar un “dossier” con fotografías falsas, e incluso tomadas en suelo colombiano, cuando pretendió acusar a Venezuela de falsos positivos.

Lo más reciente es la excusa que ofrecieron sobre el hallazgo de tres lanchas artilladas de la armada colombiana en el río Orinoco, precisamente durante los días de la fracasada incursión mercenaria. Dijeron que las naves habían sido “arrastradas por el viento y la corriente del río” hacia la frontera venezolana.

Información VTV