La autoproclamada mandataria Jeanine Áñez, urgió a la Policía a hacer frente a las protestas y movimientos | Foto VTV

CIUDAD MCY.- La dictadora de Bolivia, Jeanine Áñez, afirmó el viernes que su Gobierno trabaja para frenar la “violencia de los violentos”, en clara alusión a los movimientos sociales, sobre todo, el liderado por el expresidente Evo Morales, los que piden una fecha fija para las elecciones presidenciales y la salida del gobierno autoproclamado del país.

La mandataria autoproclamada urgió a la Policía a hacer frente a las protestas y movimientos, principalmente, al Movimiento al Socialismo (MAS), partido del líder socialista Evo Morales.

Las palabras de Áñez se producen mientras el gobierno de facto utiliza la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la enfermedad Covid-19, para mostrar su oposición a celebrar los comicios con el alegato de que habrá un pico de contagios, y con esta excusa sigue sin promulgar la ley que fijó la fecha (el 6 de septiembre) aprobada por el Congreso.

Sin embargo, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, advirtió que la promulgación de esta ley es importante para “dar certeza a la ciudadanía y al país sobre la celebración de un proceso electoral que es indispensable para la democracia en Bolivia”.

El Tribunal Electoral estipuló efectuar las elecciones presidenciales el próximo 6 de septiembre. No obstante, la mandataria de facto se niega a promulgar esa decisión, por lo que se le acusa de querer prolongar su interinato en el poder y esquivar sus responsabilidades ante la pandemia de la Covid-19, reseña una nota de Hispantv.

Información VTV