Los asistentes al mitin presidencial tienen que aceptar un descargo de compromiso en el que declaran que reconocen que «existe un riesgo inherente de exposición al Covid-19» | Foto Cortesía

CIUDAD MCY.- Este sábado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retomará la campaña electoral con un evento masivo en Tulsa, Oklahoma, a pesar que este país registra el mayor número de contagios en el mundo, con 2.307.174 casos acumulados y 121.557 fallecidos.

Expertos en salud advierten lo peligroso de agrupar a miles de personas en espacios cerrados, sin embargo, la campaña de Trump se aseguró de quedar libre de responsabilidad al respecto. Al registrarse, los asistentes al mitin presidencial tienen que aceptar un descargo de compromiso en el que declaran que reconocen que «existe un riesgo inherente de exposición al Covid-19», reseña Prensa Latina.

«Entiendo el deseo del presidente de volver a salir ahí fuera, le gusta hacer eventos, y no sería crítico con eso en absoluto. Tenemos una serie de desafíos muy singulares ahora que deberían sugerir que no es el mejor momento para hacerlo», dijo Doug Heye, exdirector de comunicaciones del Comité Nacional Republicano.

La reunión proselitista del mandatario ocurre además cuando acontecen protestas nacionales contra la violencia policial hacia los afroamericanos a raíz del asesinato en Minneapolis de George Floyd, agrega Prensa Latina.

Información AVN