SUMIRÉ FERRARA

“La mujer es la que da armonía al mundo, no está sólo para lavar platos”
Papa Francisco

El Papa Francisco en su visita por las tierras del Libertador Simón Bolívar hizo referencia a las mujeres en la humanidad; explicó que: “La mujer no está para lavar platos. No, la mujer está para aportar armonía. Sin mujer no hay armonía. No se puede hablar de las funciones de la mujer en la sociedad o en una institución, sin tener en cuenta que también cumple una misión que va más allá y que no puede ofrecer ningún hombre. El hombre no trae la armonía, la trae ella. Es ella la que nos enseña a valorar, a amar con ternura, y hace que el mundo sea una cosa hermosa”. Asimismo, reseñó cómo el evangelio describe las cosas de las que somos capaces y destacó que la mujer es valentía, es armonía, es poesía, es belleza. “Sin ella, el mundo no sería así de hermoso, no sería armónico. Me gusta pensar que Dios creó a la mujer para que todos nosotros tuviéramos una madre”. Que justa reflexión, ojalá se siga enalteciendo el rol que tenemos en el mundo, y se olvide a Eva como la representación del pecado, de la tentación y el mal.

En este sentido, que ¡Viva la Mujer Indígena, revolucionaria y socialista! pues en honor a Bartolina Sisa, mujer indígena que fue decapitada y desmembrada por luchar en contra del ejército realista, durante la rebelión anticolonialista de Túpaj Katari en el Alto Perú, se conmemora desde 1983, cada mes de septiembre, el Día Internacional de la Mujer Indígena; fecha propicia para reconocer de forma especial las hazañas de esta valiente heroína y de todas las mujeres indígenas que hoy siguen luchando por la libertad de sus pueblos y defensa de sus derechos. Por eso hablar de las mujeres aborígenes es hablar de una revolución que dignifica al pueblo venezolano, es hablar de antiimperialismo y de amor patrio. Es así como el Comandante Supremo manifestaba con apego: “Soy feminista, lucho y lucharé sin tregua porque la mujer venezolana ocupe el espacio que tiene que ocupar en el corazón, en el alma de la Patria nueva de la Revolución Socialista, en la construcción de una Patria de amor; no se puede eso sin que haya participación de la mujer, sin que haya protagonismo de la mujer ¡Es más que amor, frenesí!”.

En este mes de septiembre, también veneramos a la mujer celestial, la Virgen María, en advocaciones infinitamente populares. Celebramos 106 años de la coronación canónica de la Virgen del Valle, Patrona de Oriente, protectora de los marineros, madre adorada de los margariteños, margariteñas y feligreses de todas partes del país. 365 años de la aparición de la Virgen de Coromoto en la selva de Guanare, al Cacique Coromoto para pedirle a él y a su tribu que se bautizaran. Con esta fecha recordamos cuando el Gigante Eterno saludó a todos los pueblos venezolanos que celebran estas fiestas para venerar a la Virgen y le pido a la madre de Jesús, a nuestra Madre, que derrame sus bendiciones sobre Venezuela y sobre todos los hijos e hijas de la Patria. “Aprendamos de esa joven mujer de Nazaret, pidámosle a Dios que nos ayude a parecernos a ella en su humildad, su entrega, su compromiso y, sobre todo, en su amor”. Igualmente, la devoción por la Virgen de la Caridad del Cobre, madre del pueblo cubano, a quien le pido con amor infinito que nos permita seguir avanzando con paso firme en nuestros proyectos familiares y revolucionarios.

Twitter @SumireFerrara

mujeryrevolucionaragua@gmail.com