CIUDAD MCY.- El Ejército de Colombia expulsó este viernes a 31 militares presuntamente involucrados en abuso sexuales a menores de edad, con el fin de depurar a la institución.

«Fueron retirados de la institución 31 militares: 12 suboficiales y 19 soldados. Esta medida administrativa fue tomada conforme a las normas legales que regulan la administración de personal por decisión del comandante del Ejército Nacional», expresa un comunicado oficial del Ejército, citado por medios internacionales.

Según un miembro del Ejército, los 31 oficiales expulsados del cuerpo castrense forma parte de un grupo de 188 efectivos que se encuentran investigados desde 2016, por abuso contra menores de edad.

Los 31 militares retirados eran parte del grupo de 188 efectivos investigados. Pese a que fueron dados de baja, los soldados y suboficiales continuarán enfrentando las investigaciones disciplinarias, administrativas y criminales que los podrían llevar a la cárcel, explicó un oficial de alto rango con conocimiento del tema.

La medida tomada por el Ejército se da semanas después de la privativa de libertad de siete militares que secuestraron y violaron a una adolescente indígena en Santa Cecilia, en el departamento de Risaralda.

Los militares fueron imputados por el «delito de acceso carnal abusivo agravado con menor de 14 años, seis de ellos en calidad de autores y uno más como cómplice. Los cargos fueron aceptados por los procesados».

Tras revelarse este caso, el subdirector de la ONG Pares de la Fundación Paz y Reconciliación, Ariel Ávila, denunció este lunes una nueva violación a una adolescente indígena de 15 años de edad, por parte de militares del Batallón Joaquín París, ubicado en el departamento del Guaviare, en Colombia.

AVN