CIUDAD MCY.- El líder indígena y depuesto presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció este viernes transacciones corruptas aprovechando la pandemia global de la Covid19 por parte del gobierno de facto de Bolivia.

A través de sus redes sociales, Morales, criticó las acciones de los funcionarios del Gobierno que a su juicio se están aprovechando de la coyuntura sanitaria para hacer negocios personales.

«A quienes en medio de la pandemia y antes de salvar vidas, hacen negocios hasta con los respiradores», escribió en su cuenta oficial en Twitter.

Recordó sobre las recientes denuncias y el escándalo en el que se vio inmiscuido el actual Gobierno, por la compra ilegal y los precios inflados de 170 respiradores, que además no estaban aptos para atender los pacientes por la Covid-19.

Al tiempo que miembros de ministerios como Salud, Defensa y otras instituciones, están siendo investigados desde el 20 de mayo, por 35 hechos de corrupción, por lo cual ya fue arrestado el extitular de Salud, Marcelo Navajas.

El caso alcanzó relevancia nacional e internacional, debido a que fuentes oficiales revelaron que cada respirador costó $27.683, adquiridos con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo, cuando el precio real proporcionado por la empresa española GPA, es de $7.099 dólares.

«Los protagonistas del golpe de Estado y ahora responsables de las masacres de la crisis sanitaria y económica, que se juntan en conveniencia para reeditar la mega-coalición del neoliberalismo», indicó Evo Morales.

Al respecto auguró una derrota en la Cámara de Diputados, donde mostró su oposición a las medidas neoliberales, al votar contra un decreto para recibir créditos del Fondo Monetario Internacional.

La alta instancia legislativa aprobó con mayoría de dos tercios una declaración de rechazo a ese documento, cuyo contenido autorizaba el préstamo de 327 millones de dólares al gobierno por el ente financiero, sin antes autorizarlo la Asamblea Legislativa Plurinacional, informó Prensa Latina.

Los diputados coincidieron mediante esa votación con la posición del Movimiento al Socialismo, liderado por Evo Morales, contra esta y cualquier otra medida neoliberal y golpista.

AVN