CIUDAD MCY.- El coronavirus afecta más a negros, latinos y nativos que a blancos, según muestran los recientes datos ofrecidos por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU al diario estadounidense The New York Times (NYT), refiere Sputniknews.

El diario NYT consiguió la base de datos del CDC después de acogerse a la Ley de Libertad de Información, que permite acceder a la divulgación de cifras por parte del Gobierno federal de los EEUU, en vista que el CDC omitió en sus informes las variables de raza y condado de residencia de las personas afectadas por la enfermedad.

Los datos que se han publicado hasta ahora mostraban cómo la comunidad latina y negra era la más azotada por el virus en ciudades grandes como Nueva York, pero la nueva evidencia disponible muestra cómo esta tendencia está extendida a nivel geográfico por todo el país, tanto en grandes urbes como en los condados más pequeños, así como en zonas urbanas, residenciales y rurales.

Según los datos, los latinos y negros tienen tres veces más probabilidad de infectarse con el coronavirus que los blancos y dos veces más probabilidad de morir.

En los estados más al norte del país la comunidad latina y negra son las más afectadas por la pandemia. Por ejemplo, en Minesota, en uno de sus condados centrales, Stearn, se registraron 492 casos por cada 10.000 personas en la comunidad negra, 265 en la hispana y tan solo 23 en la blanca.

En Michigan la situación es menos dramática pero similar. En el condado de Oakland la población negra registra 147 casos por 10.000 habitantes frente a los 37 de la blanca, un 75% más de casos.

En Nueva Jersey, en el condado de Ocean, se registran 140 casos por cada 10.000 personas entre la población negra, 114 entre la latina y 90 entre la asiática frente a los 78 de la blanca.

En en el estado de Alabama se registraron 136 casos por cada 10.000 habitantes en la comunidad negra, frente a los 44 entre la blanca, es decir tres veces más.

En Misisipi, en el pequeño condado de Yalobusha, la población negra registró siete veces más casos de infección que la blanca; en el condado de Scott, la población latina sufrió seis veces más casos de coronavirus que la blanca y dos veces más casos que la negra.

En estados como Arizona el virus atacó a los nativos americanos y en condados como el de Maricopa fueron diagnosticados casi cuatro veces más que los blancos y dos veces más que los latinos y negros; en el condado Navajo, los nativos fueron diagnosticados 20 veces más que los blancos y en el condado de Mohave 10 veces más.

Por edades la distribución de los datos muestra que los más afectados son los grupos de edades más avanzadas pero si separamos los números por etnicidad vemos cómo los latinos en el grupo de edad de 40 a 59 años sufren cinco veces más que los blancos. Además, de los latinos que murieron más de un cuarto era más joven de 60 años, mientras que entre los blancos solo un 6% murió en esa franja de edad.

El análisis, realizado a partir de 640 mil casos en los que la raza, etnicidad y condado de residencia que no era conocido, ofrece un mapa en el que la brecha racial y la desigualdad adquiere especial protagonismo en un país considerado desde hace tiempo como el paradigma del multiculturalismo por excelencia.

Información AVN