El presidente Trump ha sido incapaz de contener la pandemia en su país | Foto Cortesía

CIUDAD MCY.- Estados Unidos perdió la batalla contra la pandemia, expresaron los demócratas del Congreso, que mantienen que sin una estrategia nacional de la administración del presidente, Donald Trump, el país se irá abajo y ya es muy tarde.

«El país está en llamas», dijo Anna Eshoo, de la Cámara de Representantes por California, citada por el diario The Hill. «Hemos perdido el control de esta cosa», subrayó.

Estados como Texas, Arizona, Oregón, Georgia, Florida, California y Ohio tienen las cifras más alarmantes y al menos 39 estados más se han visto en aumento de casos en los 15 días previos al fin de semana del 4 de julio.

El total de casos en esa nación norteamericana rebasa los tres millones de infectados, de los cuales unos 133 mil han fallecido, de acuerdo con los datos del rastreador digital Worldometer. Ambas estadísticas son las más altas de cualquier país del mundo.

«Muchos estados optaron por reabrir mientras los nuevos casos se encontraban en una meseta, cuando otros países permanecieron cerrados hasta que demostraron una fuerte reducción de las infecciones», señalo el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades infecciosas.

Además, aseveró que Estados Unidos fue mucho más indulgente que otros países en cuanto a permitir actividades sociales durante la primera etapa de la propagación del virus incluso en los territorios que adoptaron las medidas más estrictas.

El almirante BrettGiroir, un alto funcionario de salud de la administración Trump, advirtió el jueves ante la Cámara Baja que para nada están aplanando la curva. Por el contrario, «la curva sigue subiendo», reseña Prensa Latina.

Los demócratas acusan a Trump de estropear la respuesta del gobierno ante el Covid-19, por minimizar la seriedad de esta amenaza y luego rechazar las medidas preventivas propuestas por los expertos de salud.

Durante el transcurso del virus, Trump sigue enviando mensajes contradictorios e inconsistentes. Después de meses de restarle importancia a la efectividad de las mascarillas, comentó a Fox Business que está a favor de ellas aunque se niegue a usar una en público.

El representante de Michigan, Justin Amash, considera que el ligero cambio de opinión del mandatario es simplemente una reacción a las cifras de sus encuestas, con miras a las presidenciales del 3 de noviembre próximo.

Un sondeo del diario The Hill-HarrisX encontró que 57 % de los electores registrados desaprueban el manejo que ha tenido Trump a la crisis sanitaria.

Información AVN