Las playas de Miami están cerradas y desiertas debido a la cuarentena FOTO CORTESÍA

CIUDAD MCY.- Florida emerge como epicentro mundial de la última oleada de coronavirus, informan estos jueves medios de prensa estadounidenses.

El diario digital The Hill señala que eso plantea interrogantes sobre la seguridad de los grandes eventos que se trasladaron al estado, pese a que antes el gobernador, Ron De Santis (R), declaró la victoria en momentos en que la pandemia se centraba en gran parte del noreste en abril y mayo, refiere Prensa Latina.

El llamado Estado del Sol fue uno de los últimos en imponer la orden de quedarse en casa, y uno de los primeros en reabrir.

La primera fase de reapertura del estado incluyó restaurantes, gimnasios, barberías y eventos deportivos de gran audiencia, con capacidad reducida.

El miércoles, Florida reportó casi 10 mil nuevos casos. Hay casi 220 mil 500 casos positivos en todo el estado, y la tasa de positividad de las pruebas está por encima de 14 % durante más de una semana.

Según The Hill, los hospitales de todo el estado se quedan sin camas en las unidades de cuidados intensivos, aunque los funcionarios estatales dicen que todavía hay mucha capacidad y que los hospitales tienen la posibilidad de agregar camas de emergencia.

Datos oficiales indican que los hospitales tienen menos de 15 % de capacidad disponible en las UCI. En todo el estado, 42 hospitales no tienen camas disponibles en la UCI, aunque ese número es menor que el de los 56 hospitales reportados el martes.

El gobernador republicano minimiza constantemente el alcance del brote, señalando que muchos de los nuevos infectados son personas más jóvenes que generalmente son más saludables. También atribuye el número extremadamente alto de casos al aumento de las pruebas.

AVN