CIUDAD MCY.- El gobierno británico anunció este lunes que pondrá en práctica un nuevo sistema de pruebas para el Covid-19 que permitirá obtener el diagnóstico en apenas 90 minutos, en lugar de 24 horas.

Según explicaron las autoridades en un comunicado, el programa, que también incluirá toma de muestras para la gripe y otras enfermedades virales comunes en el invierno, estará a disposición de los hogares de ancianos, hospitales y laboratorios a partir de la semana próxima, refiere Prensa Latina.

El texto agrega que el objetivo es fortalecer la respuesta a la pandemia del nuevo coronavirus antes de la temporada invernal, y al mismo tiempo permitir que el personal del Servicio Nacional de Salud (NHS) pueda diferenciar los casos de Covid-19, los cuales requieren del autoaislamiento del paciente, de otros virus invernales.

El ministro de Salud, Matt Hancock, apuntó que la introducción de ambas pruebas será altamente beneficioso, de cara al invierno, para cuando algunos expertos pronostican que se pueda producir una segunda ola del nuevo coronavirus.

«Estamos utilizando las tecnologías más innovadoras para enfrentar el coronavirus. Millones de pruebas rápidas brindarán resultados en menos de 90 minutos, lo que nos ayudará a romper la cadena de transmisión», destacó el funcionario.

De acuerdo con el departamento de Salud, medio millón de kits serán distribuidos en las residencias de ancianos este mes, mientras que los hospitales recibirán en septiembre 5 mil equipos capaces de procesar 15 muestras diarias de ADN cada una, sin necesidad de recurrir al laboratorio.

El Reino Unido acumula 46 mil 206 decesos a causa del Covid-19 y 304 mil 695 casos positivos; en las últimas semanas se registra un aumento de los contagios, específicamente en el norte de Inglaterra, donde el gobierno restableció algunas medidas de distanciamiento social, pero no descarta volver a imponer el confinamiento de la población.

La principal preocupación de las autoridades es que un segundo pico de la pandemia, que según algunos científicos podría provocar otras 120 mil muertes adicionales, se conjugue con las enfermedades tradicionales del invierno, y desborde el Servicio Nacional de Salud.

Información AVN