La Central Obrera Boliviana, respaldada por organizaciones sociales e indígenas, ha llamado a mantener la huelga general indefinida, ante la falta de acuerdo con el Gobierno de facto | FOTO TELESUR

CIUDAD MCY.- Cochabamba, El Alto y otras ciudades bolivianas fueron este lunes escenario de protestas y enfrentamientos entre manifestantes que urgen la realización de los comicios y la renuncia de la autoproclamada presidenta interina, Jeanine Áñez.

El Movimiento Al Socialismo (MAS) rechazó el diálogo convocado por el gobierno de facto para el domingo, porque no se aceptó su propuesta al respecto, de ahí que los militantes del partido alertaran de la intensificación de las protestas.

No obstante, los representantes de otras formaciones políticas acudieron a la cita y apuntaron el dedo acusador contra Áñez por convertir su mandato interino en una plataforma de campaña electoral.

Los detractores de Áñez que achacan a su sed de poder, la actual crisis política en el país, afirman que la incapacidad de su gobierno ha redundado en la imposibilidad de atender a los afectados por la pandemia de COVID-19 y acabar con las protestas por el cambio en la fecha de los comicios.

Denuncian despliegue policial y militar en Santa Cruz, Bolivia

La Central Obrera Boliviana, respaldada por organizaciones sociales e indígenas, llamó a mantener la huelga general indefinida, ante la falta de acuerdo con el Gobierno de facto.

Las protestas continúan en todo el país, mientras nuevas organizaciones indígenas y sociales se unen a la convocatoria.

De acuerdo con medios locales bolivianos, el Gobierno de facto movilizó este lunes a efectivos policiales y militares con el propósito de levantar los bloqueos y las protestas en Santa Cruz.

Durante una entrevista al programa Revista Al Día Bolivisión, el ministro de facto de la Presidencia, Yerko Núñez, aseguró que «las principales ciudades hoy (ayer) amanecen militarizadas para precautelar la seguridad de los ciudadanos».

En ese contexto, este lunes la Asociación Pro Derechos Humanos de Bolivia denunció que tres ciudadanos resultaron heridos de bala, los cuales fueron trasladados de la comunidad San Martín del municipio de San Ignacio de Velasco del departamento de Santa Cruz, a la Clínica «Manantial de Vida» de esa ciudad, por presentar un cuadro médico de gravedad.

«Denunciamos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que grupos armados de mercenarios financiados por el Gobierno transitorio (de facto) atentan contra el derecho a la vida de las ciudadanas y ciudadanos bolivianos», concluye el pronunciamiento, hecho público a través de la red social Facebook.

De esta manera, declararon que continuarán en huelga hasta alcanzar un acuerdo que permita celebrar las elecciones generales en el mes de septiembre.

Información TELESUR