CIUDAD MCY.- El expresidente ecuatoriano Rafael Correa se lamentó este lunes de que su último recurso legal contra una sentencia en su contra haya fracasado ante el Tribunal de Casación y afirmó que la «injusticia» finalmente aumenta el «apoyo popular» a su causa.

«Finalmente lo lograron. En tiempo récord sacan sentencia ‘definitiva’ para inhabilitarme como candidato», escribió el exmandatario (2007-2017) en su cuenta de Twitter desde Bélgica, donde reside desde poco después de terminar su mandato.

Y consideró que sus adversarios políticos «no entienden que lo único que hacen es aumentar el apoyo popular» al movimiento Revolución Ciudadana, que él encabeza.

Un tribunal de Casación de Ecuador desestimó este lunes el recurso presentado por Correa para que se anulara una sentencia de ocho años de prisión e igual tiempo de inhabilitación política, por un delito de cohecho en el caso «Sobornos 2012-2016», refieren medios internacionales.

Correa, que con la confirmación de la condena queda inhabilitado para participar en las próximas elecciones como aspirante a la Vicepresidencia, aseguró que este tipo de fallos de supuesta injusticia a lo único que condenan a su movimiento, Revolución Ciudadana, «es a vencer».

«Yo estaré bien. Denle la solidaridad a perseguidos allá (en Ecuador), concluyó el exgobernante.

El caso «Sobornos» versa sobre una red de corrupción mediante la cual se recibieron supuestamente «aportes indebidos» en el palacio presidencial de Carondelet para la financiación irregular del movimiento político oficialista Alianza País a cambio de la adjudicación de millonarios contratos del Estado a empresas, entre ellas Odebrecht.

El Tribunal de Casación consideró que el rol de Correa, así como el de su exvicepresidente Jorge Glass, que cumple seis años de cárcel por otro caso, fueron decisivos para la trama.

En su mensaje también colgó una frase del filosofo francés Voltaire: «El último grado de perversidad es hacer servir las leyes para la injusticia».

Información AVN