El exmandatario ecuatoriano alertó que están utilizando la persecución política como método contra los líderes progresistas de América Latina FOTO TELESUR

CIUDAD MCY.- De forma definitiva, un tribunal de casación de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador anuló la posibilidad de la candidatura del exmandatario Rafael Correa a la vicepresidencia del país. Una decisión que, a juicio del propio exgobernante ecuatoriano, muestra que se utiliza a la justicia para lograr “lo que no pueden en las urnas, “están utilizando la persecución política como método contra los líderes progresistas de América Latina”, fustigó Correa.

Durante una entrevista al programa En Clave Política, de la multiestatal de noticias TeleSUR, el expresidente aseguró que la decisión de la Corte en su contra es “demasiado ridícula”, e incluso poco factible, pues “es imposible revisar los 20 recursos de casación presentados, uno por uno, y las 900 páginas de sentencia en tan solo siete días”.

Ante las acusaciones en el proceso denominado Sobornos durante los años 2012 y 2016, Correa aseguró que durante sus años en la presidencia de Ecuador ha “recibido millones y medio de regalo y ahora me condenan como prueba por 6 mil dólares, es ridículo”, y agregó que quienes piensan que con este fallo ganarán, solo “celebran victorias pírricas”.

Sobre la fuerza del movimiento Revolución Ciudadana en el país suramericano enfatizó que “pese a tres años y medio de destrucción somos de lejos la principal fuerza política, la gente me evalúa como el mejor presidente de la historia, soy el político con mejor imagen, no entienden que no van a poder proscribir a todo un pueblo, es tonto lo que están haciendo, y le están haciendo daño al pueblo, destrozando al pueblo”.

El reciente dictamen, que establece 21 años de proscripción política para Correa, lo condena además por un supuesto “influjo psíquico”, lo que considera como una gran violación del estado de derecho, “como no tienen pruebas, no hay un mensaje, no hay una orden, no hay un audio, no hay soborno y, si lo hubiera, no hay nada que lo conecte o relacione conmigo”.

En este sentido, denunció las violaciones cometidas por las figuras judiciales que se encargaron del caso y alertó que “se demostró que el juez ponente, el que hizo la sentencia, coludió con la fiscalía, están ahí los emails para preparar la sentencia, eso es un fraude procesal, deberían estar presos ese juez y la fiscal, y los que estamos condenados somos nosotros”.

TELESUR