La nueva demanda contra Lula repite el exceso de acusaciones frívolas dentro del método de persecución FOTO VTV

CIUDAD MCY.- El equipo de abogados del expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, refutó otra denuncia realizada por la Justicia de Brasil en torno a la operación judicial Lava Jato.

Para los abogados de Lula da Silva la acusación es una evidente práctica de lawfare (guerra jurídica) con objetivos políticos.

Según la acusación, a través de su fundación, el líder brasileño recibió entre diciembre de 2013 y marzo de 2014 donaciones anómalas por unos 640 mil euros de parte de la empresa constructora Odebrecht, en perjuicio de la petrolera estatal Petrobras.

El Ministerio Público Federal de Brasil señala que los montos fueron transferidos ilegalmente a través de cuatro operaciones de donaciones simuladas realizadas por la constructora a favor del Instituto Lula.

De acuerdo con el abogado Cristiano Zanin Martins, la nueva demanda repite el exceso de acusaciones frívolas dentro del método de persecución y se “vuelve a recurrir a acusaciones inmateriales contra opositores”.

Para Zanin el objetivo de la denuncia es retener al enemigo en una red de imputaciones, con el fin de quitarle su tiempo y macular su reputación.

Las acusaciones, precisó la defensa, emergieron en un momento en que la ilegalidad de los métodos de la Lava Jato en relación con Lula fue reconocida recientemente en tres juicios ante el Supremo Tribunal Federal (STF).

De acuerdo con el abogado de Lula da Silva, se debe reanudar el proceso judicial contra el exjuez Sérgio Moro para que la causa abierta por la Lava Jato de Curitiba contra el expresidente pueda ser anulada.

Luiz Inácio Lula da Silva resultó condenado por supuestos actos de corrupción, estuvo encarcelado 580 días.

VTV