CIUDAD MCY.- El presidente de Argelia, Abdelmajid Tebboune, ratificó este miércoles ante la 75 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, su apoyo a la autodeterminación del pueblo palestino y la creación de un Estado para la comunidad palestina

Resultó de peso la declaración hecha sobre Palestina, cuya causa dijo Tebboune “es sagrada”, por lo cual ratificó su apoyo al pueblo palestino, asunto “que no pueden negociarse”, acotó, al tiempo que recordó que “tienen derecho a un Estado independiente, con su capital en Jerusalén Este”.

El Mandatario argelino comenzó su intervención, grabada previamente en el marco de la inédita realización de esta Asamblea de Naciones Unidas mediante videoconferencias por la Covid-19, con una alusión a la historia de la ONU, de la cual dijo tenía la necesidad de que sea una “organización fuerte” y que para ello debe ser reformada.

Defendió la posición de la Unión Africana sobre la representación igualitaria en el Consejo de Seguridad, ya que ningún país de ese continente tiene asiento fijo en el importante órgano de la ONU, asunto al cual llamó a llegar a soluciones rápidas.

Sobre el conflicto libio, vecino inmediato de Argelia, el mandatario de la nación norafricana rechazó la injerencia extranjera en Tripolí y saludó el cese al fuego en un país devastado por una guerra civil impulsada desde Europa y Estados Unidos.

Tebboune volvió a la carga, fiel a la tradición argelina, sobre la condición colonial del Sahara occidental y, en ese sentido, lamentó el retraso en las negociaciones, por lo cual exigió se realice el referéndum prometido hace 29 años por la ONU para cumplir con los sueños de los pueblos del Magreb sobre desarrollo.

Sobre los cambios en su país, que vivió el año anterior la renuncia del presidente Bouteflika tras intensas manifestaciones, anunció la realización de un referéndum constitucional en noviembre próximo, del cual, afirmó, emergerá una “Argelia fuerte, nueva y próspera”.

VTV