El primer ministro cubano denunció que el bloqueo de EE.UU. es el principal obstáculo al desarrollo de Cuba | FOTO TELESUR

CIUDAD MCY.- El primer ministro de Cuba, Manuel Marrero Cruz, denunció este martes en una reunión de Alto Nivel de la Organización de Naciones Unidas (ONU)  que el bloqueo de Estados Unidos (EE.UU.) contra la isla se recrudece en medio de la pandemia de la Covid-19.

«Mi país ha sido objeto por 60 años de un férreo bloqueo económico, comercial y financiero de alcance extraterritorial, impuesto por el Gobierno estadounidense, y este cerco constituye el principal obstáculo al desarrollo económico y social de la nación», recalcó Marrero.

En el evento realizado de modo virtual y centrado en un debate sobre la financiación para el desarrollo sostenible en la era de la Covid-19, el alto funcionario cubano explicó que en medio de dicha circunstancia, el bloqueo se ha convertido en un gran obstáculo.

“Ha obstaculizado la adquisición de medicamentos, equipamiento e insumos sanitarios vitales, negando el más elemental de los derechos: a la vida», indicó el titular, y a la vez,  destacó que se requieren respuestas urgentes, solidarias, inclusivas, justas, innovadoras y coordinadas ante los desafíos sin precedentes que impone el bloqueo.

Marrero expuso que la actual crisis mundial es agravada por el proteccionismo de EE.UU., sus guerras comerciales y medidas económicas coercitivas unilaterales a países soberanos, contrarias a la Carta de la ONU y al Derecho Internacional. «Los problemas globales necesitan soluciones globales, sin discriminaciones, exclusiones políticas, económicas o de cualquier otra índole», declaró.

En su intervención en el foro de la ONU desarrollado de modo paralelo a la Asamblea General en su 75 aniversario, el primer ministro cubano llamó a eliminar la impagable deuda externa que cargan los países del Sur, la cual ha empeorado por los efectos socioeconómicos de la pandemia, y  atenta contra el desarrollo sostenible de los pueblos.

Asimismo, Marrero destacó que deben cumplirse los compromisos en materia de ayuda oficial al desarrollo, al incremento del financiamiento externo en condiciones justas, así como al acceso a los mercados y las transferencias de tecnologías.

«La pandemia de Covid-19 ha impactado negativamente en la salud, las finanzas, la economía, el empleo y la sociedad de todos los países, con efectos más negativos en las naciones en desarrollo», señaló.

El primer ministro cubano añadió que «ante los crecientes gastos en salud para enfrentar la pandemia y la reducción de los ingresos por la paralización de la economía y del comercio internacional, aumentan los déficits fiscales, comerciales y la balanza de pagos de los países en desarrollo, así como la inseguridad alimentaria».

Información TELESUR