CIUDAD MCY.- La polarización en Estados Unidos (EEUU) preocupa a la opinión pública, que teme por la violencia política post-electoral a raíz de la eclosión de grupos armados de ultraderecha y movimientos antifascistas, destacó el diario Chicago Tribune.

Muchos analistas ven como causa directa de ese ambiente al presidente estadounidense, Donald Trump, quien, sigue sin dar una respuesta clara a la pregunta de si abandonará el poder si resulta derrotado en los comicios del próximo 3 de noviembre.

«La situación va a peor y no veo que vaya a relajarse a corto plazo», explicó el profesor de Psicología de la Universidad de Nueva York, Jay Van Bavel.

El último episodio tuvo lugar en Michigan, donde 13 personas fueron imputadas por supuesto complot de terrorismo doméstico para secuestrar y «posiblemente asesinar» a la gobernadora del estado, Gretchen Whitmer, con la intención de «instigar una guerra civil».

Los acusados pertenecen a un grupo ultra conocido como «Wolverine Watchmen», que no aparece en la lista de los 576 «grupos extremistas antigubernamentales» del Departamento de Justicia de EEUU.

Según un recuento del diario The Washington Post, más de 50 conductores embistieron a manifestantes pacíficos en concentraciones por todo el país, en memoria del ciudadano afrodescendiente George Floyd y Breonna Taylor, muertos durante intervenciones policiales.

Información AVN