CIUDAD MCY.- Este martes, el Gobierno de Brasil confirmó que usará la vacuna contra la Covid-19 del laboratorio chino Sinovac, aplicada a voluntarios en el país desde julio y prevista para ser producida nacionalmente por el Instituto Butantan en diciembre.

A través de una publicación en Prensa Latina se conoció que, durante una reunión con los gobernadores de los 27 estados, el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, informó que una vez aprobada por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, el fármaco entrará en el Sistema Único de Salud (SUS), a través del Programa Nacional de Inmunización.

En total, habrá 46 millones de dosis de la vacuna, bautizada CoronaVac, en el SUS por un valor de mil 900 millones de reales (unos 340 millones de dólares) y próximamente se emitirá una medida provisional para liberar los fondos.

Del mismo modo, se conoció que la incorporación del Sistema Único de Salud siempre resultó un deseo del gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, quien cerró el trato con la biofarmacéutica china y este martes viajó al Distrito Federal para el encuentro con Pazuello.

Como parte del acuerdo con Butantan, responsable de la producción de casi el 80 por ciento de los sueros y vacunas consumidos en Brasil, el Ministerio de Salud pidió todos los documentos relacionados con los estudios de la CoronaVac.

De mantenerse el cronograma, la administración de Sao Paulo mantiene el 15 de diciembre como fecha prevista para el inicio de la campaña de inmunización en el estado, epicentro de la pandemia en el país.

Los primeros en ser vacunados serán los profesionales de la salud y después los educadores y personas con enfermedades crónicas.

Hasta finales de marzo debería durar la inoculación de toda la población del estado. Se aplicarán dos dosis en un intervalo de 14 días.

Junto a Estados Unidos y la India, Brasil aparece entre los países más afectados por el coronavirus SARS-CoV-2, causante la Covid-19, al concentrar hasta el momento 154 mil 176 fallecidos y cinco millones 250 mil 727 infectados.

Información AVN