CIUDAD MCY.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, rechazó las nuevas medidas que incrementan las prohibiciones para el envío de remesas a la isla por parte de la administración de Estados Unidos (EEUU), refiere Prensa Latina.

La denuncia la realizó el Jefe de Estado en la red social Twitter, en la que enfatizó que EEUU insiste en dañar a la familia cubana con esta nueva medida contra las remesas.

“Perversas intenciones del Gobierno imperial que le desacreditan y ridiculiza por su enfermizo odio contra una pequeña nación cuyo heroico pueblo no se rinde”, publicó el Mandatario este sábado.

La Oficina de Control de Activos Cubanos (Ofac) del Departamento del Tesoro de EEUU prohibió el uso de la licencia general que permite el envío de dinero por concepto de remesas, para hacer transacciones con determinadas empresas cubanas.

Inicialmente se había limitado la cantidad posible de los envíos a solo 1.000 dólares por trimestre (septiembre de 2019) y la empresa Western Union suspendió las transferencias financieras hacia Cuba desde cualquier parte del mundo, excepto Estados Unidos (febrero de 2020).

A ello se sumó que en junio y septiembre de este año incluyó en la lista de entidades restringidas del Departamento de Estado a las empresas cubanas Fincimex y American International Services (AIS), respectivamente, vinculadas con el envío de remesas.

El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los gobiernos de EEUU por casi 60 años a Cuba constituye una transgresión flagrante del Derecho Internacional, de las normas y principios del sistema de comercio exterior y de la libertad de navegación, además es una acción de genocidio contra el pueblo cubano, denunció el jueves pasado el canciller de la isla, Bruno Rodríguez, durante la presentación del informe sobre los daños provocados por esta medida coercitiva en la nación caribeña.

En la comparecencia virtual desde la sede de la Cancillería, en Cuba, Rodríguez calificó tal acción de coercitiva, de inmoral, de ilegítima e injustificada, «producto de la hostilidad de la política estadounidense contra nuestro pueblo y contra todos los Estados soberanos».

Información AVN