Las Fuerzas Armadas instalaron un régimen en el que se produjo la violación de derechos humanos, actos de genocidio, desapariciones forzadas, tortura y exterminio

*** El Tribunal de Tucumán dictó seis condenas perpetuas, siete absoluciones y penas entre cuatro y 18 años para el resto de los genocidas que fueron juzgados

CIUDAD MCY.- Fueron sentenciados a prisión perpetua en Argentina seis acusados por crímenes de lesa humanidad cometidos contra 271 personas en Tucumán en Operativo Independencia.

El tribunal argentino emitió la sentencia del proceso judicial que investiga los crímenes, que tuvieron lugar en 1975, trece meses antes del comienzo de la dictadura cívico-militar argentina.

Tras 16 meses de debate, las declaraciones de 409 testigos e inspecciones oculares en cárceles y escuelas, que funcionaron como centros clandestinos de detención, los jueces decidieron condenar a perpetua por delitos de lesa humanidad a Roberto “El Tuerto” Albornoz, Luis de Cándido, Ricardo Oscar Sánchez, Miguel Moreno, Enrique del Pino y Jorge Omar Lazarte.

Otros cuatro exmilitares fueron acusados por torturas, secuestros, desaparición forzada de personas, violación de domicilio y violaciones sexuales, con penas de entre cuatro y 18 años. Siete funcionarios fueron absueltos.

El Operativo Independencia comenzó el 5 de febrero de 1975 y fue ordenado con el objetivo expreso de “aniquilar” a los movimientos guerrilleros, en especial al Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), que actuaba en los montes de Tucumán, en el noroeste del país.

El despliegue y ocupación del territorio provincial por parte del Ejército fue comandado por el coronel Acdel Vilas y luego por Antonio Domingo Bussi, quienes tuvieron a su cargo también a las policías federales, provinciales, la Gendarmería Nacional y los servicios penitenciarios.

Información TELESUR