Después de transcurrir un año del golpe de Estado en su contra y permanecer asilado en Argentina, Morales retornó a Bolivia | FOTO TELESUR

CIUDAD MCY.- El expresidente de Bolivia, Evo Morales, ratificó su apego democrático, popular y revolucionario ante la multitud que lo recibió en la Plaza Bolívar de Villazón, departamento de Potosí, al poco tiempo de su ingreso al Estado Plurinacional tras un año en el exilio por el golpe de Estado que se perpetró en su contra en noviembre de 2019.

«Ahora seguimos con nuestro proceso de cambio. Seguimos haciendo historia, enfrentando problemas y agresiones. En base a la revolución democrática cultural seguimos adelante», aseveró Morales en su discurso pronunciado a movimientos sociales, miembros de partidos políticos, delegaciones indígenas de varias partes del país, entre otros, concentrados en el acto de recibimiento.

Saludó que nuevamente Bolivia se encauce por el camino de la revolución y rompa con el gobierno de facto que se instaló tras el golpe de Estado en desconocimiento a las elecciones que se celebraron el año pasado y que habían dado como resultado la reelección de Morales por la mayoría de los votos del pueblo, «no hubo fraude el año pasado y esta vez ganamos sin fraude en primera vuelta», enfatizó Morales.

En este sentido, significó que ahora con Luis Arce, como presidente, y David Choquehuanca, como vicepresidente, al obtener la mayoría de votos del pueblo en las elecciones de octubre de este año, de la mano del Movimiento al Socialismo (MAS), se retome con más fuerza la defensa del proceso de cambio.

«Gracias por este recibiendo. Que viva nuestro proceso de cambio. Vamos a levantar la economía principalmente al servicio de la gente más humilde», fue una de las expresiones del discurso de Morales.

Asimismo, agradeció a los movimientos sociales por su apoyo y esta bienvenida, así como a los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Cuba, Miguel Díaz-Canel, por su preocupación, al igual que a los dirigentes bolivianos y autoridades regionales por sus campañas de solidaridad.

Tras culminar el discurso de Morales, delegaciones indígenas ofrecieron un desfile y expresiones culturales en celebración de la llegada del líder boliviano.

Movimientos sociales celebraron retorno de Evo en las afueras de la embajada de Venezuela

Este lunes, movimientos sociales se reunieron a las afueras de la embajada de Venezuela en la ciudad de La Paz, Bolivia, para retomar la embajada y celebrar el retorno de Evo Morales a su país.

El grupo de manifestantes destacó que es tiempo de recuperar la embajada de Venezuela en La Paz, la cual fue «usurpada» por el enviado del líder opositor Juan Guaidó en Bolivia, José Cumare Hernández, desde finales de octubre del año pasado, tras presentar cartas credenciales a la exmandataria boliviana, Jeanine Áñez.

Una de las presentes manifestó que este día es importante ya que se trata de «la propiedad de Venezuela. Los golpistas tomaron esto y le dieron el apoyo a Guaidó y compañía, por eso hoy vamos a recuperar lo que es de Venezuela».

Asimismo, señalaron que el objetivo es hacerle saber al mundo que «nosotros los bolivianos y luchadores de esta patria apoyamos a Venezuela porque (Hugo) Chávez nos enseñó que amor con amor se paga. Cuando nosotros tuvimos una época de crisis Chávez nos apoyó a nosotros».

El senador chileno, Alejandro Navarro, dijo que la embajada venezolana fue dinamitada, en un hecho violatorio de la democracia, «expulsaron no sólo al funcionarios de Venezuela, sino también a los países amigos. Irrespetaron el derecho internacional, pero particularmente el respeto a los países de América Latina», expresó el senador chileno.

Destacó que en la embajada venezolana en La Paz está surgiendo un renacer que sella un compromiso, «el pueblo va a defender esta embajada como un territorio nacional».

Considera que la usurpación de la derecha no puede quedar en la impunidad, por lo cual espera que el nuevo presidente, Luis Arce, logre averiguar todo lo que sucedió.

Asimismo, dijo que el Gobierno ficticio de Juan Guaidó fue una fantasía peligrosa que causó muertes y asesinatos y el objetivo era eliminar a embajadores, reconocido por un Gobierno irreal de Añez que no podía gobernar Bolivia, pero que con el triunfo de Arce se empieza a escribir una nueva historia en Bolivia, reivindicando a los pueblos originarios.

Además, dijo que la derecha ha recibido varias lecciones en estos últimos días, tal como sucedió con el plesbiscito de Chile, que sepultó la Constitución de Augusto Pinochet, la cual solo beneficiaba a un grupo de personas.

En ese sentido, considera que con los triunfos de la izquierda se espera tener un proceso de recuperación de la democracia en América Latina, ya que en Ecuador se elige un nuevo presidente en febrero.

Con respecto a las elecciones en Venezuela, considera que el pueblo venezolano siempre ha sido luchador y resistente, por lo que en diciembre podrán recuperar la Asamblea Nacional que un grupo de ultraderecha trató de arrebatar.

«He observado muchos elementos y valores del pueblo de Venezuela, pero estoy seguro de que es un pueblo que resiste y triunfa», destacó Navarro.

Información AVN