Las personas duermen a las afueras de las casas destruidas por el terremoto, que ahora serán demolidas

** Los habitantes permanecen en incertidumbre porque las autoridades no se comprometieron a construir viviendas nuevas

CIUDAD MCY.-El terremoto de magnitud 8.2 registrado el 7 de septiembre en el sureste de México causó numerosos daños y muchas de las viviendas de los municipios afectados serán demolidas.

Alrededor de 500 viviendas, de las 6 mil reportadas, serán demolidas en Chiapas, informó el alcalde José Luis Castillejos Vila.

En la localidad de Paredón, cercana al mar, serán derrumbadas 100 casas, habitadas en su mayoría por pescadores.

Una de las habitantes de cabecera de Tonalá comentó que «el sentimiento nos invade a todos, y a la tristeza se le agrega la incertidumbre porque las autoridades me dicen que demolerán la vivienda, pero no se comprometieron a construir una nueva».

«Se habla de Paredón, pero no de las otras comunidades afectadas también como Boca del Cielo, Cabeza de Toro, Pueblo Nuevo y Manguito», en donde muchas personas están desesperadas “porque perdieron sus casas».

Las autoridades mexicanas sostienen que el sismo dejó en Chiapas 16 muertos, 27 lesionados, 54 mil 986 casas afectadas y 1 millón 479 mil 575 personas damnificadas, entre otros daños.

Información TELESUR