Esta acción fue calificada por los críticos como una maniobra de los legisladores para proteger al jefe de Estado y a sus políticos

CIUDAD MCY.-Organizaciones sociales, estudiantiles y campesinas de Guatemala convocaron a un paro nacional el próximo miércoles para exigir la renuncia del presidente Jimmy Morales y la depuración del Congreso. El viernes la policía evacuó a decenas de legisladores que permanecieron al menos siete horas en el interior del Parlamento, mientras en el exterior decenas de personas protestaban y eran reprimidas por los agentes de seguridad con gas pimienta.

Los legisladores permanecieron en el Parlamento tras una sesión en la que retiraron dos polémicas reformas del Código Penal que protegían a los políticos contra posibles acusaciones de financiamiento ilegal.

El Congreso de Guatemala aprobó el pasado miércoles una reforma para reducir el castigo a quien cometiera el delito de financiamiento electoral, días después de que el mandatario Jimmy Morales fue señalado por la Fiscalía y la comisión anticorrupción de la ONU de irregularidades durante la campaña que lo llevó a la Presidencia.

Por mayoría, los legisladores aprobaron reducir de doce a diez años la pena máxima de prisión para quien cometiera ese delito. También avalaron que una sentencia de una década de cárcel podía ser conmutada con una multa.

Esta acción fue calificada por los críticos como una maniobra de los legisladores para proteger al jefe de Estado y a sus políticos. La diputada opositora Sandra Morán manifestó que las reformas favorecían la impunidad en Guatemala.

Información TELESUR