La agresión realizada por Carabineros (policía chilena) contra niños residentes en un hogar del Sename recibió la condena de la sociedad FOTO TELESUR

CIUDAD MCY.- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció en la mañana de este jueves que aceptó la renuncia del director general de Carabineros, Mario Rozas, al día siguiente de que efectivos de la fuerza agredieran a unos niños residentes en un hogar del Servicio Nacional de Menores (Sename) de Talcahuano, región del Biobío.

Durante una comparecencia ante la prensa, el mandatario chileno expresó: «En la mañana de hoy, el director general de Carabineros, Mario Rozas, me ha planteado su renuncia al cargo y me ha dado sus razones y sus argumentos. Yo comparto las razones y los argumentos del general Rozas y en consecuencia he aceptado su renuncia».

«Quiero expresar con toda la fuerza y claridad del mundo que tengo el mayor aprecio, admiración y gratitud por la labor que ha cumplido el general Rozas (…) especialmente porque le tocó dirigir a Carabineros de Chile en un tiempo extraordinariamente difícil y complejo», agregó Piñera.

La renuncia de Rozas se dio tras la violenta agresión realizada este miércoles por Carabineros contra niños de un hogar del Sename en Talcahuano, que dejó dos menores baleados. La acción de la fuerza militar recibió la condena de sectores sociales, partidos políticos y organismos defensores de derechos humanos.

La agresión de Carabineros contra la institución estatal se suma a las denuncias contra la violencia desatada por ese cuerpo contra las manifestaciones que sacuden a Chile en oposición a las políticas del Gobierno de Sebastián Piñera.

Telesur