CIUDAD MCY.- Este martes terminó sin consenso la sesión del Consejo Nacional de Trabajo y Salarios, realizada para definir el salario básico unificado que regirá en Ecuador a partir de enero de 2021.

Dicho encuentro, efectuado de forma virtual, contó con la participación de empleadores, trabajadores y autoridades del Ministerio de Trabajo, quienes deberán acordar durante esta semana si habrá un alza en los sueldos mínimos. Así lo destaca hoy el portal web de Prensa Latina.

Para el momento, los criterios permanecen encontrados y de un lado, los empleadores consideran inapropiado un incremento, lo cual argumentan con los problemas financieros y económicos recrudecidos en el país a raíz de la emergencia sanitaria por la pandemia de la Covid-19, decretada en marzo último.

Al respecto, algunos proponen establecer una moratoria del pago por un período de tres años, lo cual lo mantendría invariable, en los 400 dólares actuales, hasta 2023.

Asimismo, recalcan como importante, más allá del tema de aumento salarial, la pérdida de empleos durante este año.

Por su parte, los trabajadores exigen al gobierno un aumento en al menos el 20 por ciento (80 dólares) de los estipendios mensuales, teniendo en cuenta varios factores como el actual valor de la canasta básica.

Según el dirigente Iván Peñaranda, el pedido se basa además en la pérdida de la capacidad adquisitiva de los trabajadores por efecto del desempleo y la reducción de jornadas laborales.

«Todo valor que se incremente al trabajador servirá para dinamizar la economía y al mismo tiempo mejorar su calidad de vida», indicó al respecto el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Richard Gómez.

En medio de esas contradicciones, el ministro de Trabajo, Andrés Isch, llamó a las partes a buscar puntos de consenso.

Por el momento, lo único común es la la voluntad de encontrar un punto de equilibrio, así como la solicitud de datos económicos al ejecutivo, para hacer un mejor análisis de posibles recomendaciones, pues la falta de esos estimados ya truncó encuentros anteriores.

La próxima cita quedó pactada para el día 27, de forma presencial.

En caso de que no existan acuerdos, será el gobierno el encargado de establecer el pago mínimo de 2021, sobre la base de la proyección actualizada de la inflación o mediante una fórmula sustentada en factores como el índice de precios al consumidor, productividad laboral, elasticidad del empleo, tasa de participación global e informalidad, entre otros aspectos.

En cumplimiento del Acuerdo Ministerial MDT-2020-185, el salario básico unificado no podrá ser inferior al vigente.

Información AVN