En el documento público los firmantes recordaron que más de 107 partidos postularon a 14 mil 400 candidatos para los 277 escaños parlamentarios que se elegirán el 6 de diciembre FOTO VTV

CIUDAD MCY.- “Si la Unión Europea (UE) apostara verdaderamente a ser un vector de paz en un mundo de turbulencias, no debería sostener la vía de la violencia y de la confrontación en Venezuela. Por eso pedimos a la UE que respete el resultado electoral del próximo 6 de diciembre, y apoye la voluntad democrática de los venezolanos”.

De esta manera se pronunciaron frente a la conducta irregular de la UE más de mil 300 personalidades de todo el mundo, entre ellos el Premio Nobel de Argentina, Adolfo Pérez Esquivel; el expresidente ecuatoriano, Rafael Correa; la diputada y presidenta del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, Gleisi Hoffman; el diputado de Francia y dirigente de La France Insoumise, Jean-Luc Mélenchon; la eurodiputada de Portugal y vicepresidenta de Eurolat, Sandra Pereira; el periodista y escritor francés, Ignacio Ramonet; el exrelator especial del Consejo DDHH de la ONU, Alfred de Zayas, y el músico inglés y líder del grupo Pink Floyd, Roger Waters.

En el documento público los firmantes recordaron que más de 107 partidos postularon a 14 mil 400 candidatos para los 277 escaños parlamentarios que se elegirán el 6 de diciembre. “Esta elección representa, sobre todo, una salida democrática, legal y pacífica de la crisis política e institucional generada, en enero de 2019, por la autoproclamación de Juan Guaidó como “presidente interino” de Venezuela”, denunciaron.

Las personalidades reclamaron al bloque europeo que pese a los reiterados llamamientos al diálogo en Venezuela se niegue a aceptar el consenso democrático que las partes del país han expresado soberanamente a lo interno y sin injerencia externa. Cuestionaron la independencia de los europeos que se atreven a rechazar la invitación del Estado venezolano a enviar observadores para que constaten el buen desarrollo de los escrutinios por presiones hegemónicas de EEUU.

“Esta contradicción es producto de la permanente presión de la administración de Estados Unidos, inmersa en una operación cuya prioridad no es el respeto a la democracia o a los procesos electorales, sino el “cambio de régimen”, cueste lo que cueste. Este alineamiento con la política de los halcones de Washington es una grave señal de abdicación de una política exterior independiente que se venía exhibiendo en numerosos discursos de intención”, advirtieron contundentemente.

VTV