“Sigue vigente el tema del golpe, es una lucha ideológica, programática, es una lucha cultural, social, comunal y claro, una lucha electoral”, dijo Morales FOTO VTV

CIUDAD MCY.- El exmandatario boliviano, Evo Morales, advirtió que persiste el riesgo latente de un nuevo golpe de Estado y planteó a sus seguidores debatir la manera de cuidar al presidente Luis Arce y al proceso de cambio.

Morales hizo la advertencia en una asamblea de la dirección del Movimiento al Socialismo (MAS), que lidera, y las seis federaciones de cultivadores de hoja de coca del territorio del Chapare, en el departamento (provincia) central de Cochabamba.

“Sigue vigente el tema del golpe, es una lucha ideológica, programática, es una lucha cultural, social, comunal y claro, una lucha electoral”, manifestó en la cita de evaluación política y orgánica del MAS, que trazará sus objetivos para el año próximo.

Señaló que la reunión debe debatir “cómo vamos a cuidar a Lucho (Luis Arce) presidente, a David (Choquehuanca) vicepresidente y cómo defender el proceso de cambio”.

Además, “Aquí deberíamos debatir profundamente la nueva doctrina militar y de la Policía, para qué van a ser la Policía, las Fuerzas Armadas”, dijo, al tiempo de recordar que el entonces jefe de las Fuerzas Armadas, general Sergio Orellana, intentó impedir que Luis Arce asumiera la presidencia, en los días previos a la ceremonia.

Sin embargo, no encontró eco pues “algunos militares se jugaron muy bien, otro día hablaré de nombres”, agregó Morales, quien gobernó durante 14 años el país hasta que una asonada golpista lo obligó a renunciar en noviembre de 2019 alegando un supuesto fraude electoral.

“También estoy convencido que en las Fuerzas Armadas no solamente hay gente que respeta y admira al MAS, sino hay militares antimperialistas, (aunque) no son muchos”, manifestó.

Planteó además que “la otra lucha que tenemos es debatir, ver qué se hace con algunos sometidos al imperio norteamericano, militares o policías”.

VTV