Gil busca ganarse la titularidad con el Aragua FC | FOTO PRENSA ARAGA FC

CIUDAD MCY.- El arco del Aragua Fútbol Club históricamente ha estado bien custodiado, pero cuando hablamos de promesas a futuro, el nombre de Yosmel Gil sale a flote como alguien que mucho puede aportar en la defensa del pórtico amarillo y rojo. Se trata de un cancerbero que incluso, viene de decir presente en el primer módulo de trabajo de la Vinotinto Sub-20 con Martín Carrillo como entrenador, lo que significa un gran compromiso para el guardavalla, que en 2021 buscará consolidarse en la posición número para hacerse notar frecuentemente.

Esperando el inicio de la pretemporada, no ha parado de entrenar en aras de llegar en buen estado, porque su meta más inmediata es demostrar que tiene condiciones para ganarse la titularidad. A su lado, tiene un gran compañero: Yonathann Yustiz, de quien mucho ha aprendido, para cada vez estar más seguro de su calidad como custodio del marco aragüeño.

“Siento que me he ganado un respeto dentro del equipo por el trabajo que se ha venido realizando y eso me genera buenas sensaciones, porque a este grupo lo caracteriza el hecho de ser muy unidos. Logramos clasificar por segundo año seguido a la Copa Sudamericana y por supuesto que eso es una gran motivación para encarar el año”, expresó, dimensionando la relevancia que significa ganar roce en un certamen internacional.

Hay alguien a quien considera especial por todo lo que le ha aportado: Luiryis Palomino, preparador de porteros de la institución y quien en el pasado defendiera con gallardía los colores de un equipo con el cual fue campeón de la Copa Venezuela 2007 y asistió a la primera Sudamericana del club, cuando en 2008 jugaran ante las Chivas de Guadalajara.

“Tanto él como el entrenador ‘Kike’ García y todos los técnicos del club me han enseñado muchas cosas y les debo mucho. Yustiz es mi compañero, siento un profundo respeto hacia él y le deseo lo mejor, pero existe una competencia que me hace entregarme al máximo, querer ganar espacio y pelear para ser el portero titular”, dijo.

Esa ambición es la que precisamente, le ha permitido llegar a donde está, siendo incluso tomado en consideración por parte del seleccionado nacional de su categoría. Pasó unos días en Valencia, entrenándose a todo tren en las instalaciones del Polideportivo Misael Delgado con el cuadro nacional, sabiendo que todo eso significa un compromiso inconmensurable.

“Ya me habían dicho que iba a la Vinotinto, pero no es lo mismo que te expresen eso a recibir la llamada de verdad y debo confesar que fue emotivo, porque me tomaron en cuenta después de salir de una lesión. Sentí una gran emoción y ahora solo quiero comerme el mundo. No hay nada como colocarte la camisa de tu país y representar no solamente a mi equipo, sino también al humilde pueblito de donde vengo: Guárico, en el estado Lara”, detalló, con un notorio orgullo, que demuestra lo que como persona es.

Con sus guantes, Gil planea dominar al mundo, demostrar que los delanteros tendrán que luchar demasiado para vulnerar su valla y enaltecer esa figura en la medida que vaya avanzando en su medida. Tiene todo a su favor: juventud, ímpetu y un talento descollante.

Información PRENSA ARAGUA FC