**La UNIMA Venezuela tiene preparada una nutrida programación online en la que los amantes del arte milenario podrán disfrutar de funciones, conversatorios y mucho más.

CIUDAD MCY.- ¡La gran fiesta de los títeres en Venezuela está por comenzar! Del 12 al 16 de enero, las redes sociales se convertirán en un gran teatrino para que las titiriteras y los titiriteros venezolanos celebren el Día Nacional del Títere, evento promovido por la Unión Internacional de la Marioneta (Unima), capítulo Venezuela, que este año rendirá homenaje a la titiritera, directora de la agrupación La Lechuza Andariega, Yrayma Vásquez.

Elaine Méndez, integrante de la Junta directiva ampliada de la Unima Venezuela, informó que por segundo año consecutivo se realiza esta celebración, que en esta oportunidad tendrá un carácter online debido a la pandemia por Covid 19 que ha azotado al mundo en los últimos meses y que impide la concentración de personas en un lugar.

Agregó que desde esta modalidad se abre la posibilidad de participar a muchas titiriteras, titiriteros y agrupaciones que se encuentran fuera del país en esta importante celebración.

Méndez, directora también de la agrupación Teatro de Títeres Tuqueque, explicó que las actividades en vivo se realizarán a través de la cuenta de Instagram @unimavenezuela, por la que los amantes de los títeres podrán disfrutar de interesantes conversatorios relacionados sobre el arte de los títeres y su vinculación con la educación, la salud, las nuevas técnicas, la historia, entre otros.

“También habrán funciones que se colgarán en la cuenta de YouTube de Unima-Venezuela (Unimaweb Venezuela). Entre las piezas que podrán apreciar los visitantes se encuentran “Panchito Mandefuá”, de la agrupación La Pareja; “Diario de una bolsa”, de Naku; “Matías Geográfica”, de Títeres Media; “El Principito” y muchos otros.

Además de esta programación central, los integrantes de la Unima Venezuela en distintas partes del país como el Movimiento de titiriteros del Zulia y la agrupación Los Cokitos de Los Teques, así como instituciones como el Gabinete de Cultura del estado Aragua cuentan con una programación para sus estados.

Esta segunda edición del Día Nacional del Títere será dedicada a Yrayma Vásquez, maestra titiritera oriunda de Barinas y residenciada en Aragua, que falleció en días pasados y que en vida fue parte vital para el reimpulso de la Unima Venezuela y la proyección del movimiento de titiriteras y titiriteros de Venezuela, así lo dio a conocer Silder Briceño, director de la agrupación Teatro La Barca.

“Este homenaje es por su gran aporte al teatro de títeres en Venezuela, ella era docente y con su agrupación visitaba muchas escuelas, comunidades e instituciones de salud de Aragua y toda Venezuela. Yraima fue una gran luchadora social, una gran amiga, lo que la hace más especial”, destacó el titiritero.

Por su parte, Alejandro Jara, director de la agrupación Tiripitipis, explicó que hace aproximadamente dos años, la Unima Venezuela se abocó a la elección de un día nacional pues hasta ese momento no se había acordado uno que todo el país reconociera.

“Se hizo una votación abierta entre los titiriteros afiliados y ni afiliados a la Unima Venezuela para que se eligiera un día representativo, entre tres o cuatro propuestas. Luego de una votación lo más democráticamente posible se escogió el 12 de enero pues hasta este momento es el documento más antiguo de la historia venezolana que menciona una función de títeres”, detalló.

Agregó Jara que la Unima Internacional fue creada en Checoslovaquia en 1929, pero por diversas razones, en Venezuela no se había concretado la formación de una sede, pese al deseo e interés de varios titiriteros durante los últimos 30 años.

“No fue sino hasta marzo de 2016, que un grupo de 42 compañeras y compañeros, residentes en varios estados del país, nos pusimos de acuerdo para crear la Unima capítulo Venezuela, durante el Primer Congreso llevado a cabo en Los Caracas, estado La Guaira, al que invitamos al Ministro de Cultura y al director de la Compañía Nacional de Teatro, de entonces”, relató Jara.

El maestro titiritero refirió que el movimiento está a la espera de instrucciones de Unima Internacional para realizar el próximo Congreso de esta instancia en Venezuela y se esta manera renovar la directiva.

En la actualidad, la Junta Directiva Ampliada está formada por: Elaine Méndez, Mary Franco, Natchaieving Méndez, Virginia Gallardo, Alejandro Jara, Julio César Morillo, Silder Briceño y Víctor Maldonado.

HISTORIA DE UNA LECHUZA ANDARIEGA BARINESA

Yraima Josefina Vásquez Bitriago nació en La Luz, municipio Obispo, estado Barinas, un 20 de agosto. Sus inicios escolares los cursó en la pequeña escuela local, en la que la profesora atendía a tres grupos al mismo tiempo.

Se graduó de licenciada en Educación Integral en la Universidad Nacional Abierta y más tarde hizo una especialización en Educación Popular y Desarrollo Cultural en la Universidad Martin Luther King.

Desde muy joven apostó su vida por el arte de los títeres. A sus 19 años ingresó como titiritera al Teatro Barinés de Muñecos, bajo la tutela de Mary Carruido, a quien consideraría su primera maestra.

Siete años después crearía el Taller de Títeres de la Fundación del Niño, en Barinas, donde laboraría cuatro años más.

En 1989 se estableció en Guanare y se integra al Teatro Estable de Muñecos del estado Portuguesa (Tempo), bajo la dirección del maestro Eduardo Di Mauro. Ahí, durante nueve años se profesionalizó en el arte de los muñecos, dando decenas de talleres y presentándose en escuelas locales y comunidades rurales.

Decidió en 1993 viajar a La Habana, Cuba, para tomar un Taller Montaje Solista, que le sirvió para crear su propio grupo de títeres “La Lechuza Andariega”, que por mucho tiempo fue uno de los dos únicos elencos solistas femeninos que trabajaran en Venezuela.

Participó en festivales y foros de 16 estados venezolanos y posteriormente lo haría en varios países del extranjero, representando a Venezuela (México, Puerto Rico, República Dominicana, Cuba, Costa Rica, Colombia, Brasil, Perú y Argentina).

En 1997 cambió su residencia a Maracay, estado Aragua, donde con sus hijas y su compañero se integró a la vida y al movimiento titiritero aragüeño. Ahí fue coorganizadora de los diez Festivales Internacionales de Títeres de Aragua, promotora de la Exposición “Los títeres, el arte de sanar”, en el Museo Contemporáneo de Maracay, que sería el inicio del Colectivo de Titiriter@s de Aragua, del cual fue fundadora, al igual que de la Unima-Venezuela (Unión Internacional de la Marioneta, capítulo Venezuela).

Yraima Vásquez impulsó la creación de exposiciones y de otros festivales de títeres en estados vecinos. Participó también durante un lustro como Tutora en la Misión Cultura-Aragua.

En 2007 se le consideró Patrimonio Cultural Viviente del Estado Aragua y a partir del 2011 formó parte del Sistema Nacional de Culturas Populares.

Para su repertorio, además de las adaptaciones que realizó en sus primeras obras solistas (“La casa embrujada” y “La bolsa”), creó un estilo muy personal para recuperar y difundir antiguas leyendas venezolanas.

Así nació “El Silbón”, después el mito Wayúu “El origen del fuego” y recientemente “Tacarigua, libro de agua”. Igualmente adaptó textos de la literatura mundial al sentir venezolano, entre ellos: “El pastorcito mentiroso” y “Cuentos de Navidad”.

Vázquez impartió innumerables talleres de títeres como recurso pedagógico, e investigó el empleo de este arte como elemento terapéutico (Titeroterapia) en centros de atención especial, clínicas psiquiátricas y con personas en condición de esquizofrenia, tanto de Venezuela como de México.

Vásquez incursionó en el dibujo y la pintura, y creó varios cuadros que regalaba generosamente entre sus allegados. Igualmente fue una escultora notable de algunas obras de pequeño formato, con temas netamente espirituales.

Escribió diversos textos vinculado con el quehacer titiritero y otros, con reflexiones dictadas desde su más hondo sentir. Fue una excelente mujer y compañera, de alta calidad humana, jovial y alegre pero profunda y disciplinada, sumamente solidaria con los otros, tanto en su trabajo social, como en el cultural y el comunitario.

El pasado 13 de diciembre de 2020 en su natal Barinas, Vásquez regresó nuevamente a La Luz, para iluminarnos ahora el camino de las titiriteras y los titiriteros.

Información PRENSA UNIMAVZLA