CIUDAD MCY | TELESURCIUDAD MCY | TELESUR
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está a punto de ser acusado por
segunda vez durante su mandato, que está previsto deje en siete días, en una
votación sin precedentes en la Cámara de Representantes, justo una semana
después de que sus seguidores tomaron por asalto al Capitolio.
Antes de iniciar el asalto, el mandatario republicano alentó a sus seguidores a
"luchar como el infierno" contra los resultados de las elecciones de noviembre
pasado en un acto celebrado el miércoles 6 de enero afuera de la Casa Blanca.
Al menos cinco republicanos han dicho que se unirían a los demócratas para
acusar a Trump por segunda vez, solo siete días antes de que deje el cargo y el
presidente electo, Joe Biden, preste juramento el 20 de enero.
Un voto de la mayoría de la Cámara Baja para destituir desencadenaría un juicio
en el Senado todavía controlado por los republicanos, aunque no estaba claro si
dicho juicio se llevaría a cabo a tiempo para expulsar a Trump de la Casa Blanca.
Los demócratas avanzaron en una votación de juicio político después de que el
vicepresidente Mike Pence rechazara un esfuerzo para persuadirlo de que
invocara la 25a Enmienda de la Constitución de Estados Unidos para destituir a
Trump.
“No creo que ese curso de acción sea en el mejor interés de nuestra Nación o sea
consistente con nuestra Constitución”, dijo Pence en una carta a la presidenta de
la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.
El colapso de los últimos días de Trump en el cargo, contra las alarmantes
advertencias de más violencia por parte de sus seguidores, deja a esta nación en
una coyuntura incómoda y desconocida antes de que el demócrata Joe Biden
tome posesión el 20 de enero.
"Si invitar a una turba a la insurrección contra su propio Gobierno no es un evento
impugnable, entonces ¿qué es?" dijo el representante Jamie Raskin, demócrata
de Maryland, redactor del artículo de acusación.
Trump, que se convertiría en el único presidente de Estados Unidos acusado dos
veces, enfrenta un solo cargo de "incitación a la insurrección".
La resolución de juicio político de cuatro páginas se basa en la propia retórica de
Trump y las falsedades que difundió sobre la victoria electoral de Biden, incluso en
un mitin en la Casa Blanca el día del ataque al Capitolio, para construir su caso
por delitos graves como exige la Constitución.
FOTO 1: El mandatario estadounidense enfrenta  un solo cargo de
"incitación a la insurrección" FOTO TELESUR