CIUDAD MCY.- La Alta Autoridad de Salud de Francia recomendó este sábado extender a seis semanas el período entre las dosis de las vacunas contra la COVID-19, con el fin de incrementar la cifra de personas vulnerables con una protección inicial, reseñó Prensa Latina.

De acuerdo al criterio de la institución es importante aumentar el ritmo de inmunización de los ciudadanos en riesgo de hospitalización o de fallecidos por el ataque del SARS-CoV-2.

La sugerencia de la autoridad es sobre los agentes inmunizantes de Pfizer y Moderna, basados en la técnica del ARN mensajero, que fijaron para sus productos una separación entre dosis de 21 y 28 días, respectivamente.

A partir de modelos del Instituto Pasteur, el organismo de la salud estimó que de aplicarse esta medida de extender los plazos, en un primer mes recibirían la vacuna un total de 700 mil personas adicionales, como respuesta a la posibilidad de que la mayor separación reduzca la efectividad de la inmunización contra la pandemia, la consideró limitada, debido a que la primera dosis ofrece protección frente al virus.

Asimismo, insistió la alta autoridad que para que el alargamiento cumpla su propósito, debería ponerse en práctica lo antes posible para beneficiar a las poblaciones vulnerables, tales los adultos mayores de 75 años y los enfermos crónicos.

Hasta el viernes las personas vacunadas sumaban en Francia 963 mil 139, según que realiza el Ministerio de Salud.

Información VTV